Experto asegura que el 30 % del consumo eléctrico es destinado a surtir de agua a Caracas

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Fernando Morales García, especialista consultor en ciclo del agua, calidad, potabilización y tratamiento de efluentes, explicó que las fallas en el servicio de agua en Caracas se deben a varios factores, como por ejemplo que los tres sistemas (Tuy I, Tuy II y Tuy III) no pueden funcionar simultáneamente debido a que necesitan un alto consumo eléctrico. 

Además, agregó que alrededor de un 30 % de la electricidad que se consume se usa para poder llevar agua a la capital, lo que la pone en una situación vulnerable.

"Si no llueve en el Caroní, no tenemos electricidad, y si no tenemos electricidad, no tenemos agua", señaló Morales García en una entrevista para Mundo UR.

El experto acotó que la mayoría de los países desarrollados tienen dentro de sus discusiones el mantenimiento, calidad y cantidad de agua para sus ciudadanos, sin embargo, en Venezuela el tema del agua y la electricidad está en las conversaciones diarias pero por sus deficiencias.

Recursos hídricos

El país cuenta con los recursos hídricos necesarios para abastecer a la población, al tener al menos 1.325 kilómetros de agua dulce. Venezuela se encuentra en la lista de los 10 países con mayores reservas de agua, sin embargo, un alto porcentaje de la población venezolana no tiene acceso a este servicio debido a otros problemas.

Morales García indicó que uno de ellos es que la mayor parte de la población se encuentra ubicada lejos de las grandes reservas de agua del país, que en su mayoría están en los estados del sur.

Por ejemplo, destacó que Caracas está a 700 metros por arriba de donde se encuentran las reservas de agua destinadas para la capital.

"El estado actual del sistema eléctrico en Venezuela no es el adecuado y si Tuy I,II y III funcionan simultáneamente, cualquier caída de estos sistemas afecta a la población haciendo que no llegue agua a los hogares", detalló el especialista.

Con respecto a posibles soluciones, mencionó que lo ideal es que las hidrológicas realicen mantenimientos, publiquen los resultados de la calidad del agua una vez que han sido tratadas y trabajen en conjunto para buscar alternativas a la distribución del servicio.

Morales García cree que es posible que algún día los venezolanos puedan tomar agua del grifo, pero antes los saneamientos deben hacerse de forma continua.

Deficiencias en el servicio de agua

La organización no gubernamental (ONG) Cedice Libertad reveló en marzo que cerca del 80 % de los venezolanos pasa al menos cuatro días de la semana sin recibir agua en sus casas.

De acuerdo con ese informe, el suministro de agua es el servicio público que más fallas presenta en Venezuela, según pudo constatar el organismo a través de encuestas y reseñas de medios de comunicación.

"Más de un tercio de la población paga un servicio de cisterna para el uso doméstico. Y en el interior del país, algunos sectores de pocos habitantes usan entre 1 y 3 cisternas semanales", señaló el informe de Cedice Libertad.

Por otra parte, destacó en el informe que el 64 % de los venezolanos consultados aseguraron que el servicio eléctrico es deficiente y presenta constantes cortes y fallas. 

"Más de la mitad de la población registra al menos una falla al mes en el suministro eléctrico, lo que puede prolongarse por una hora o un poco más. La mayor parte de las fallas en el servicio eléctrico se ubican en el occidente del país: Zulia, Falcón, Trujillo y Mérida; le siguen Bolívar y Sucre, en el oriente", explicó la ONG.

Provea, por su parte, ha denunciado en varias oportunidades que aunque Venezuela posee una riqueza de agua única en el planeta, la mayoría de los ciudadanos no recibe agua constantemente y la calidad de la que llega es cuestionable. 

Según el Diagnóstico Comunitario de HumVenezuela publicado a finales de 2022, 173,9 % de la población venezolana estaba expuesta a aguas con señales de contaminación y 4,4 millones no tenían los medios para usar métodos de purificación.

De acuerdo con el reporte anual del Observatorio Social Humanitario, en Venezuela las fallas en el suministro del líquido son una de las principales causas de protesta en las comunidades

Leyes en materia de agua

Desde el año 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció la premisa de que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

Por su parte, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela no lo consagra explícitamente como derecho humano, pero en su artículo 82, reconoce el derecho de toda persona a disponer de una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica y con servicios básicos esenciales, dentro de los que se incluye el servicio de agua.

En el artículo 117, también se reconoce el derecho a disfrutar de bienes y servicios de calidad. El artículo 127 contempla la obligación de proteger el ambiente para las generaciones futuras, mientras que el 304 y el 6 de la Ley de Aguas disponen que todas las aguas deben ser consideradas de dominio público y ser protegidas por el Estado.

Además, Venezuela cuenta con una Ley Orgánica de los Servicios de Abastecimiento de Agua Potable y de Saneamiento desde 2001, que debería encargarse de regular la prestación de estos servicios públicos.

Fuente: El Diario.

Ver más:
Otras Noticias