Vecinos de El Manzano están en alerta para evitar inundarse con las lluvias

logo170

Guiomar López | LA PRENSA DE LARA.- Cada vez que llueve la vía principal que comunica a los sectores Las Agüitas y Caminos de San Isidro, se convierte en una quebrada en El Manzano, al sur de Barquisimeto. De allí, que los habitantes deben intentar aplanar el terreno, un trabajo realizado a pico y pala para despejar el paso. Tratan de protegerse levantando especies de barreras a orilla de carretera, habilitan estrechos caminos alternos y aseguran viviendas con rellenos de cauchos que impidan deslizamientos. Necesitan la canalización de aguas de lluvia para evitar inundaciones.

La casa de la señora Dayana Querales está a pocos metros del acceso a la zona y cerca de la carretera asfaltada. Señala que su esposo hace todo lo posible para evitar que la fuerza del agua les anegue su hogar, por lo que trata de mantener su frente despejado y remover los sedimentos, que le sirven de barrera. "Nos asustamos porque cuando llueve es fuerte, arrastra ramas, cauchos y demás objetos", que se acumulan y desembocan en la batea de la vía asfaltada, cuando el nivel del agua llega a subir más de un metro.

Su esposo, Keneddy Marín, apunta hacia el solar y se aprecia un zigzagueante camino estrecho, que habilitaron para poder salir cuando la lluvia solo les deja pantano; deben trabajar para despejar el acceso al lugar con la colaboración de varios vecinos. Luego del paso del agua, les cuesta mucho caminar, porque el barro se pone más pesado en sus zapatos o botas.

Son más de 50 familias que viven en zozobra. Al avanzar en ese trecho copado de árboles y a casi un kilómetro de la entrada principal, está Juan Ulacio, quien lamenta la pérdida de su casa por el deslizamiento del terreno y lleva más de un año a la espera de la respuesta de Funrevi, donde introdujo la solicitud y lo mínimo que aspiraba era el apoyo con materiales de construcción. "Uno debe volver a levantar la casita y tratar de reforzar con un relleno de piedras grandes, además de áreas con caucho", confiesa.

La falta de una cuneta o cualquier otra forma de canalizar el agua que proviene desde lo alto de esa zona montañosa es muy sentida por los vecinos. Es la consideración de Oscar Ulacio, ante los esfuerzos fallidos de habitantes y que se pierden entre los escombros de tanto desastre durante las lluvias. La prioridad es la canalización.

Otras Noticias

Locales

La Salle elige a su voz nacional en Lara

| comentarios