Pederastas se esconden detrás de una pantalla para persuadir a niños y jóvenes

logo170
Pederastas se esconden detraacutes de una pantalla para persuadir a nintildeos y joacutevenes

Crédito: Artemio Sequera

Mercaderes del sexo continúan usando a menores

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- El monstruo está detrás de la pantalla maquinando qué hacer para conseguir una nueva víctima, la forma en cómo se visten los menores y lo que montan en redes sociales atrae a los mercaderes del sexo, quienes tienen un solo objetivo que es tener material pornográfico.

En el estado Lara se han registrado varios casos de acoso sexual y sextorsión a través de redes sociales, más que todo en menores desde los 8 hasta los 16 años de edad.

El grooming, que es el acoso sexual de un adulto hacia un niño o adolescente por medio de internet, ha estado presente en los últimos meses, los casos son investigados por el Ministerio Público.

Para Gerardo Pastrán, director de la Asociación Civil Proyecto Juvenil Misionero (Projumi), los mercaderes del sexo están a la espera de aquellos jóvenes que visten con prendas llamativas para que no sólo los vean en las calles, sino en redes sociales, pues los pederastas al ver a los menores así les provoca una excitación.

"Hay que analizar a los padres que son permisivos para algunas cosas, como es llevar una prenda de vestir llamativa, no sólo se habla de escotes, también pasa con disfraces que permiten que los menores sean una ventana para estas personas que quieren opacarles la infancia", sostuvo Pastrán.

Una fuente policial indicó que los adultos se esconden detrás de una pantalla, hay quienes usan perfiles falsos de Facebook o Instagram y buscan a menores y los agregan, con el fin de buscar material pornográfico.

El grupo de delincuentes sexuales comienzan a escribirle a los menores de edad, primero comienzan a preguntarles con quiénes están, luego les piden fotos de su casa y de ellos, cuando poco a poco van logrando su cometido es cuando les piden fotos o videos desnudos, a algunos les ofrecen dinero.

"Cuando el delincuente logra obtener así sea una foto de ellos sin camisa, comienzan a pedir videos más explícitos y si ellos se niegan comienza el chantaje, les dicen que si no lo hacen les dirán a sus padres o que los van a asesinar", dijo la fuente.

Emilin Piña, abogada y orientadora familiar, detalló que hay casos en los que las jóvenes caen en estas redes de pedofilia o vendiendo contenido sexual, porque buscan la "aprobación" de personas con respecto a su cuerpo, quizás porque han sufrido de bullying en la escuela.

Piña explicó que hay adolescentes que se toman fotos en brassier y las publican en redes sociales y es cuando comienzan a contactarlas personas adultas que se esconden detrás de una pantalla.

La abogado destacó que estos casos de grooming, sextorsión o hasta abusos sexual infantil ocurre con los niños que están aislados dentro de una vivienda, es decir, viven con sus padres, pero estos no supervisan lo que hacen con un celular.

Tanto Pastrán como Piña concuerdan en que lo primordial es la prevención, pero la que se da en casa y con valores.

"Mamá y papá deben supervisar qué hacen los jóvenes, a qué hora se acuestan. De ser posible, no darle un celular a un niño menor de 12 años de edad", comentó Piña.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias