La CEV reclama un proyecto país donde hayan libertades

logo170

Redacción | LA PRENSA DE LARA.- "Venezuela luce hoy el rostro de un país fracturado" es una de las conclusiones realizadas por obispos que se unieron en la CXX Asamblea Ordinaria Plenaria del episcopado venezolano, realizada del 7 al 12 de julio, en la que disertaron sobre algunos temas que preocupan a la población venezolana, entre ellos, la pobreza generalizada, la continua migración que pone en peligro la vida de miles de ciudadanos; la educación y la lucha de los maestros; el deterioro de la salud, y el problema de desnutrición en los niños.

Las conclusiones fueron recogidas en la exhortación pastoral "Caminar juntos en la búsqueda y construcción del proyecto común de país», y presentadas este jueves ante la prensa.

En esta exhortación, los obispos expresan que "un futuro mejor para nuestro país, pasa en primer lugar, por el reencuentro de todos los venezolanos. Esto requiere apertura, valentía y disponibilidad de todos".

"Venezuela luce hoy el rostro de un país fracturado, a pesar de la gran capacidad de superación que ha mostrado nuestro pueblo, por la que muchos conciudadanos en toda la geografía nacional han buscado y siguen buscando caminos para resolver pequeños y grandes problemas en sus familias y comunidades"  dice parte de texto. 

"Como ciudadanos y pastores comprometidos con nuestra nación, y desde las enseñanzas de Jesucristo y de su Iglesia, queremos el bienestar de todos los venezolanos, especialmente los más vulnerables" indica el documento difundido por la CEV, en el que aseguran que en el país estamos viviendo una "crisis de responsabilidad", que se manifiesta tanto en lo personal como en lo institucional. "Ante las dificultades y carencias que padecemos, pareciera que nadie es responsable y todo se atribuye a causas ajenas o a terceras personas o naciones". 

"Desde nuestro encuentro cotidiano con la gente, constatamos con preocupación, la sordera y desatención de muchos sectores, especialmente de quienes tienen la responsabilidad de dirigir los destinos económicos, políticos y sociales de país (...) Nos preocupa la pobreza generalizada; las fracturas de las familias producto de la migración forzada de millones de venezolanos; el creciente número de niños, adolescentes y adultos mayores desnutridos, con sus irreversibles secuelas para su vida; la inequidad social y económica; el deterioro de los servicios públicos y de salud; el desmantelamiento de las industrias básicas; la falta de seguridad jurídica, la corrupción administrativa e impunidad generalizada; las limitaciones para la movilización por la falta de combustible y de transporte, el deterioro ecológico de extensas áreas, que afecta principalmente a los pueblos indígenas; el control que en algunas zonas ejercen diversos grupos irregulares armados. Asimismo, la violación de los derechos humanos y políticos que lleva consigo persecución, inhabilitación, represión, torturas y supresión de las libertades" reiteran. 

En el documento, además hacen referencia a la crisis educativa en el país, como la deserción escolar y docente, los bajos salarios de los maestros y profesores, el deterioro de las infraestructuras escolares. 

En la asamblea, los religiosos también abordaron el tema electoral en el país, y urgieron la pronta conformación del Consejo Nacional Electoral (CNE) para que los resultados de las elecciones del año 2024 sean reconocidos nacional e internacionalmente, la apertura del Registro Electoral, la habilitación de todos los candidatos, la garantía del voto en el exterior y la observación de organismos internacionales.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias