Productores buscan lograr la agricultura sostenible y fin de la persecución

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), promueven en Barquisimeto, estado Lara, un encuentro con Fedeagro y 250 productores de agricultura familiar para enseñar las herramientas y tecnología que se pueden aplicar en Venezuela, con el fin de mejorar y aumentar la producción de alimentos, tal como está planteado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), para un mundo sin hambre en 2030.

"Ya los productores no tienen que rezarle a Dios para que deje de llover y no se ahoguen los cultivos. Ahora existen herramientas que están en el celular a través de monitoreo satelital que nos permite pronosticar el tiempo atmosférico que habrá en los próximos cinco días y planificarnos mejor", explicó Vicente Pérez, director ejecutivo de Fedeagro.

Celso Fantinel, presidente de este gremio, indicó que en el país los agricultores necesitan ser más eficientes para disminuir los costos de producción. "La intención es que estos representantes agrícolas aprendan cómo cultivar sin utilizar tantos herbicidas, pesticidas e insecticidas, que vayan más a lo biológico. Queremos producir más alimentos en cantidad, calidad y también tener rentabilidad. Luego estos productores deben ser multiplicadores de estos conocimientos y replicarlos en cada aldea, pueblo y zona rural del país", mencionó.

Fue escogida como sede Barquisimeto, por ser una ciudad estratégicamente ubicada que permite la cercanía al eje andino de donde son el 70% de los productores. En el acto promovido por la FAO, también participan representantes del Ministerio de Agricultura y Cría. Allí se están presentando diversas ponencias que comenzaron este jueves de temas, como innovación digital y uso de las herramientas ODS, cadenas de valor, herramientas de análisis estratégico, aplicación de prácticas agronómicas para la agricultura sustentable. Este viernes culminará la capacitación en el Hotel Príncipe.

Amenaza al sector

Fantinel asegura que el único sector económico que en este momento está creciendo y tiene proyectado llegar a ser el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) es la agricultura, pero si continúa la persecución contra agricultores que por denunciar la escasez de combustible han sido detenidos, si se mantiene la distribución de gasolina y gasoil a cuentagotas en los 17 estados agrícolas y el crédito bancario sigue apenas representando 140 millones de dólares al año, cuando el agro requiere de 1.500 millones de dólares para recuperarse, estas proyecciones se pueden quedar sólo en expectativas.

"Lo primero que queremos es pedirle respeto al fiscal general, Tarek William Saab, por la detención de dos productores agrícolas que fueron expuestos en su cuenta de Twitter. Tenemos 25 mil productores hortícolas y frutícolas y estos dos productores que quisieron visualizar la grave crisis del combustible los consideramos héroes. No es un capricho, es que deben atender a los sectores rurales porque somos beneficiosos, generamos economía, riqueza y estamos recuperando rubros como el maíz, el arroz, la caña", exclamó.

Uno de los productores detenidos por botar una cosecha de zanahorias descompuestas tras no haberla podido trasladar a tiempo a los mercados urbanos por escasez de combustible es del municipio Pueblo Llano, en el estado Mérida. Bajo señalamientos del "boicot", el Ministerio Público lo mantuvo privado de libertad por 48 horas. Augusto Alarcón es socio de la Cooperativa La Trinidad de esta jurisdicción, e indicó que el sector primario se mantuvo en protesta activa hasta lograr su libertad.

"No le aplicaron ningún tipo de cargo en su contra, porque el fiscal reconoció que no hay en Venezuela ninguna ley que indique que puede ser procesado penalmente una persona por botar, regalar o vender algo de su propiedad", exclamó.

En Pueblo Llano hay una producción de 7.000 hectáreas de papa y zanahoria. En el caso de la zanahoria, una vez arrancada, máximo puede aguantar cinco días sin descomponerse. "Si las logramos refrigerar pueden tardar 10 días más, pero es que el otro problema es que no tenemos cuartos fríos. Lo que no podemos despachar rápido hay que desecharlo, dárselo al ganado, botarlo al río. La diputada, Iris Varela, planteaba que teníamos que llevar esos alimentos a las plazas y regalarlos. Yo le podré regalar uno o dos kilos de zanahoria a alguien, pero qué va a hacer una persona con un saco de zanahoria, a los cuatro días ya están podridas", refirió.

El presidente de Fedeagro expresó que el problema es que las zonas donde se producen las hortalizas son remotas, a veces son poblados de 10 mil habitantes y allí se producen los alimentos para gran parte del país, es decir, son toneladas que no pueden almacenar. El que se pierda una hectárea de zanahorias, papa o tomate representan pérdidas por encima de los 7.000 dólares.

Proyecciones

Portuguesa y Guárico están en plena cosecha de cereales. Fantinel mencionó que existe una proyección de que se cultiven 300 mil hectáreas de maíz entre blanco y amarillo, y unas 50 mil hectáreas de arroz para el ciclo de invierno. El problema es que les está llegando el 70% del combustible que necesitan y en las últimas semanas ha llovido más de lo esperado, retrasando las siembras.

"Necesitamos 16 mil barriles diarios de combustible. Los grandes productores pueden almacenar hasta 30 mil litros de combustible para garantizar la cosecha, pero los pequeños no tienen esa capacidad, dejan de sembrar cuando pasan hasta dos meses sin llegar una cisterna de Pdvsa", puntualizó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias