Hussein: industriales venezolanos han demostrado resiliencia, pese al escenario hostil del país

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- De las 12 mil 471 industrias que existían en Venezuela en 1998, en la actualidad tan sólo quedan en pie más de 2000. La economía se contrajo 75% del Producto Interno Bruto (PIB) durante el período 2013 a 2021, de las que sobrevivieron pocas son centenarias. Mahomed Hussein, director de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), gerencia desde 1980 una empresa con 106 años de trayectoria, y si algo ha aprendido de la crisis es que a pesar de los escenarios económicos hostiles como la elevada inflación, falta de créditos y fallas en los servicios públicos, el venezolano siempre es optimista y apuesta a un mejor futuro.

"No podemos volver al proteccionismo de un Estado petrolero, donde el Gobierno intervenía en todas las cadenas productivas o de comercialización, haciendo que por años muchas industrias fueran ineficientes", comenta desde su oficina donde atiende a esta entrevista. Aclara que las reuniones que los sectores productivos han sostenido con los distintos niveles de Gobierno nacional, regional o alcaldías desde 2021 ha sido para defender la libre empresa.

¿Por qué ha bajado la producción la industria venezolana en el primer trimestre del año, y por qué la economía a una recesión?

En 2022 durante cuatro trimestres consecutivos la industria nacional comenzó una etapa de crecimiento de lo que era su nivel de trabajo versus su capacidad instalada. De tener una capacidad instalada que rondaba el 10% cerramos el año en 30%. Pero desde noviembre comenzamos a sentir el peso de cargas fiscales, como el Impuesto de Grandes Transacciones Financieras (IGTF) que pecha 3% a los pagos en dólares en efectivo. En la industria nacional ese impuesto se traduce en un incremento de 15 al 18% del costo de los productos porque lo pagamos al momento de adquirir materia prima, de pagar el transporte de la mercancía, entre otros. Esa es una de las principales razones por el que la mayoría del sector registró una capacidad ociosa del 72% en el primer trimestre de 2023.

¿Qué cree que haga el Gobierno con ese impuesto?

Hemos tenido infinidad de reuniones con el Gobierno en las que hemos presentado varias propuestas. En una solicitamos la eliminación del IGTF, en otras les pedimos que lo rebajen a 1.5%. Nos han escuchado, pero han quedado en darnos una respuesta. En definitiva, hay que hacer algo porque ese impuesto nos está recargando un costo en el precio y ya de por sí el poder adquisitivo de Venezuela está muy mermado.

Con la actual escasez de combustible, ¿comienza a registrarse desabastecimiento en el país?

No solamente el combustible, definitivamente en todo lo que es la Región Centroccidental, Los Andes y el estado Zulia el problema de abastecimiento de combustible tanto de gasolina como diésel es muy grave, sobre todo el diésel que se utiliza mucho en el proceso productivo donde se tienen calderas que trabajen con este combustible o con gas y ambos verdaderamente tienen problemas de abastecimiento, pero también todo el transporte se moviliza es con diésel y la escasez de diésel ha sido constante a lo largo de los últimos meses. Tenemos entendido que va a ser de alguna manera momentáneo esta falta por lo menos de gasolina, en el diésel no hemos recibido mayor información.

Los empresarios se han reunido con el Ministro de Industrias, con gobernaciones, con alcaldes, también participan en el diálogo social tripartito con presencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ¿qué resultados han generado esas reuniones?

Hemos llegado a algunas cosas, hace unos tres años las quejas más grandes que teníamos los industriales es que habían alrededor de 7.500 ítems arancelarios que también estaban exonerados del IVA. Esto fue un producto de muchos reclamos, muchas reuniones, muchos planteamientos y esos 7.500 ítems arancelarios han ido bajando a 750 ítems arancelarios. No todo lo que queremos se ha cumplido, pero seguimos en conversaciones. Lo importante es que hay un ánimo de entendernos y de conversar, y principalmente de entender que la industria nacional es el motor realmente de la economía.

¿Cómo hacen los empresarios para ser positivos en medio de un escenario tan hostil para operar?

Realmente, el industrial venezolano ha demostrado una resiliencia impresionante. Nosotros llegamos a ser casi 13.000 industrias, hoy quedamos menos de 2.500, pero esas que están quedando seguimos apostando en el país, seguimos abriendo todos los días nuestros negocios, produciendo y además haciéndolo con orgullo el trabajo.

La industria nacional es la que aporta mejores salarios en la economía. Pero ¿cómo le hacen frente al frenazo económico que han tenido cerca de 10 millones de venezolanos que no reciben aumento salarial del salario mínimo por parte del Gobierno?

Ese es un planteamiento que hemos venido haciendo. Para nosotros, en el sector empresarial es vital que se mejore la capacidad adquisitiva del venezolano y que el trabajo realmente sea la base de sustento y que hasta ahora, pues no se ha logrado. La industria ha venido a lo largo de los últimos años aumentando todos los meses los salarios y está pagando en la actualidad un promedio de 180 dólares al mes al personal obrero. Cuando revisamos la canasta básica, sabemos que no es suficiente, lamentablemente el frenazo que hemos visto también hemos visto a su vez que se ha frenado los incrementos de sueldos.

¿Qué opina de la nueva clase emergente que, según Luis Vicente León existe en Venezuela?, un sector que representa 3 millones de personas, cuyos salarios van de los $1.700 a los 5.500 dólares. ¿Cree en ese estudio de Datanálisis?

Todas las encuestas que se han hecho sí arrojan que más o menos entre un 2 o 3% de la población tiene cierto poder adquisitivo y digo cierto poder adquisitivo, porque si te dicen que la canasta básica está alrededor de 500 o 600 dólares, el que gana en promedio unos mil dólares tampoco es una cosa del otro mundo. Ese 3% son 6 millones de personas, o sea, eso es demasiado demasiado pequeño, por ejemplo, cualquier país de Centroamérica su gente tiene un poder adquisitivo superior.

Están llegando franquicias internacionales a ciudades como Caracas por esos 3 millones de personas que ahora representan la clase media venezolana. ¿El país sigue en una gran burbuja económica?

Tenemos una gran desigualdad, la brecha entre los que tienen y los que no ha aumentado. La clase media era el gran porcentaje del país hace 30 años, ya prácticamente no está. Yo creo que esa burbuja que vivimos el año pasado ya no es tal hoy. Hubo un tiempo en que casi todos los días inauguraban restaurantes en Caracas, uno más elitista que otro, pues parece que eso se ha ido desinflando.

Estiman que el 70% del país vive de la economía informal. ¿Qué propuestas tienen para que los emprendedores se formalicen?

Un tema inmediato que hay que atacar es el de la formalidad. Tenemos un nivel de informalidad muy grande. Eso es lo peor que puede pasarle a un país. Necesitamos de alguna manera trabajar juntos para empezar a formalizar a toda esta cantidad de gente, a los emprendedores educarlos y tratar de que entiendan que la mejor manera de crecer es hacer las cosas bien hechas, formales, pagar impuestos, cumplir la ley.

¿Cómo han evaluado el tema de las sanciones contra Venezuela?

Creo que ya eso debería lo más pronto llegar a su fin, realmente las sanciones no han hecho nada, quien más la sufre es el venezolano y el sector empresarial. Creo que eso es un tema que se debe resolver lo más pronto posible. Las sanciones no le convienen a nadie.

¿Cómo ve usted el panorama político, por ejemplo, hay unas primarias opositoras, ¿qué perspectiva tiene de esas elecciones?

Lo mejor que puede pasarle al país es que se fortalezca la democracia, para mí el tema de las primarias no es otra cosa que fortalecer la democracia y todo lo que podamos hacer por darle fuerza a esta democracia es positivo para el país y va a repercutir en la economía. Si bien es cierto el sector empresarial en algún momento pues tenía posturas políticas, hoy de política no hablamos mucho, no hablamos nada, nos estamos dedicando a resolver nuestros problemas puntuales que son muchos, pero el problema político definitivamente está ahí, está alrededor y yo creo que lo mejor que nos puede ocurrir es que esas primarias sean realmente un éxito.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias