Bancos colapsan por falta de personal

Ana Uzcategui | LA PRENSA de Lara.- Las entidades bancarias han desmejorado sus servicios drásticamente este año. En una oficia del Provincial ubicada en el centro comercial Las Trinitarias, sólo dos cajeros atienden la demanda diaria.

Una misma cola es para realizar operaciones en taquilla y atención al cliente, en promedio, tres horas como mínimo invierte una persona realizando cualquier gestión en este lugar.

"Se ven los cubículos del banco vacíos, ya no hay un personal determinado para cada trámite que se realiza, es todo un dolor de cabeza tener que entrar a este lugar", contó Mónica Urdaneta, una señora de la tercera edad, cansada de esperar de pie para ser atendida.

Esta escena se repite en las oficinas de Provincial de Cabudare y en cada sucursal que hay en Barquisimeto. La escasez de personal es el indicador común en bancos tanto públicos como privados.

Claudio Rivas, secretario general de la Federación de Trabajadores Bancarios (Fetrabanca), informó que en los últimos nueve meses, el 45% de los trabajadores bancarios del país, es decir, unas 20 mil personas, han renunciado a sus puestos de trabajo. Explica que en diciembre de 2018, contabilizaban 45 mil trabajadores activos, y a la fecha quedan menos de 25 mil empleados.

"Los bancos están buscando personal, porque los que se han ido están trabajando en la banca chilena. Los bajos salarios es lo que genera este déficit de personal", afirma Rivas. En el país ganan muy por encima del salario mínimo, pero sus ingresos no les permiten hacer frente a sus necesidades. En países como Chile, según la experiencia que tengan, un cajero gana 480 dólares y un ejecutivo 850 dólares lo que les alcanza para alimentarse, divertirse y enviar remesas a familiares.

De brazos atados

Desde diciembre, con la decisión del Banco Central de Venezuela de aumentar el encaje legal (porción de los depósitos que las instituciones financieras deben congelar a manera de reserva), impide disponer de dinero para facilitar el crédito, así como el ingreso de fondos a circular y limita las posibilidades para el financiamiento de las tarjetas de créditos.

"Bancos como el Venezuela, Provincial, Banesco, BOD, han cerrado sucursales porque los ingresos no le dan para mantenerse. Si el aumento del encaje legal se mantiene sucumbirá el sector. Servicios como el aumento de los límites de las tarjetas de crédito se han dejado de realizar por esta medida", comentó Rivas y refirió que la escasez de efectivo también los está afectando, porque el BCV sólo envía remesas para pagos de pensiones.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias