¿Es cierto que estamos viviendo la sexta extinción masiva en la historia del planeta? 

logo170

LA PRENSA DE LARA.- En la actualidad un grupo de científicos han identificado grandes extinciones masivas en la historia de la Tierra, las cuales serían las siguientes: 

Extinción masiva del Pérmico-Triásico (hace aproximadamente 251 millones de años) en la que se estima que el 96% de las especies marinas y el 70% de las especies terrestres desaparecieron.

Extinción masiva del Devónico-Triásico (hace aproximadamente 359 millones de años) que resultó en la desaparición del 70% de todas las especies marinas.

Extinción masiva del Cretácico-Paleógeno (hace aproximadamente 66 millones de años) en la que se estima que el 75% de todas las especies presentes, incluyendo a los dinosaurios, desaparecieron.

Extinción masiva del Triásico-Jurásico (hace aproximadamente 200 millones de años) que afectó principalmente a los reptiles terrestres y dio lugar a la evolución de los dinosaurios.

Extinción masiva del Ordovícico-Silúrico (hace aproximadamente 443 millones de años) que causó la desaparición del 85% de las especies marinas.

Extinción masiva del Finišiense (hace aproximadamente 360 millones de años) que provocó la extinción de los corales y una pérdida significativa de especies de plantas, y para los momentos actuales hay evidencia de que estamos experimentando una sexta extinción masiva del planeta.

En este sentido según los expertos, la tasa actual de extinción de especies es mucho más alta de lo que sería natural sin la influencia humana. De hecho, se estima que la tasa actual de extinción es de entre 100 y 1.000 veces mayor que la tasa natural. Esto se debe a una variedad de factores, incluyendo la pérdida y degradación del hábitat, la sobreexplotación de recursos naturales, la introducción de especies invasoras y la contaminación.

Esta situación es preocupante porque la pérdida de especies puede tener efectos negativos en los ecosistemas y en la capacidad de la Tierra para sustentar la vida. Además, cada especie que se extingue es una pérdida irreparable de información genética y de la belleza y diversidad del mundo natural.

Sin embargo, según la ciencia y la teoría de la evolución, solo existe una extinción de la especie humana en la historia de la Tierra, que ocurrió hace unos 70.000 años y fue causada por cambios climáticos y erupciones volcánicas que afectaron la supervivencia de los primeros seres humanos. Desde entonces, nuestra especie ha logrado adaptarse y sobrevivir a diferentes cambios ambientales y desafíos.

La principal causa y única de esta situación es la actividad humana, donde impera el sistema acumulativo de consumo mundial, ese sistema económico inhumano que conlleva en su génesis la destrucción de todo a su paso, el cual está alterando los ecosistemas y causando la degradación y destrucción de los hábitats naturales de muchas especies, según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), más de 28.000 especies están en peligro de extinción actualmente.

Es importante tomar medidas urgentes para proteger la biodiversidad y evitar la pérdida de especies en todo el mundo. Esto incluye la conservación de hábitats naturales, la reducción de la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero, y la implementación de prácticas sostenibles en la agricultura y la pesca.

Las consecuencias son graves y pueden incluir:

1. Pérdida de especies: La extinción de especies es uno de los principales efectos de la sexta extinción masiva. Esto significa que muchas formas de vida desaparecen para siempre.

2. Desestabilización de ecosistemas: La eliminación de una especie puede tener un impacto significativo en su ecosistema, lo que puede llevar a una cadena de eventos que pueden llevar a la alteración o degradación del hábitat.

3. Impacto sobre el clima y el clima global: Además de los efectos a nivel local, la sexta extinción masiva también puede tener consecuencias globales, como cambios en los patrones climáticos y la pérdida de carbono almacenado en la capa de tierra.

4. Pérdida de servicios ecosistémicos: Muchas especies proporcionan servicios ecosistémicos críticos, como la polinización, la purificación del agua, el almacenamiento de carbono y otros. Con la pérdida de especies, estos servicios pueden desaparecer, lo que puede tener consecuencias humanas y sociales significativas.

5. Enfermedades emergentes: A medida que los ecosistemas se alteran, pueden surgir nuevas enfermedades y epidemias que afectan tanto a los humanos como a los animales.

Y al concluir puedo afirmar que la sexta extinción masiva es una crisis global que puede tener consecuencias graves e irreversibles en la biodiversidad, los ecosistemas, la producción de alimentos y la salud humana, y es por ello que no se trata de cambiar el clima, se trata de cambiar el sistema hegemónico imperante.

Gracias por leerme.

Escrito por: Gilberto Barreto

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos, cuyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*  

Otras Noticias

Opinion

Entorno en viñetas  10/05/2024 

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas 03/05/2024 

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas 12/04/2024

| comentarios