El Carmen sin una gota de agua por tubería rota 

María B. Jordán - LA PRENSA de Lara - Tal cual se tratara de un río, un bote de agua en el sector Fortunato Orellana del barrio El Carmen, ya recorre por lo menos cinco cuadras.

"Vamos a tirarnos en el río", decían los más pequeños de El Carmen, quienes a pesar que se trata de un bote de aguas blancas, lo convirtieron en un balneario. Luego de seis meses este ya tiene aproximadamente un metro de profundidad.

Las personas aseguraron que los días martes, jueves, sábados y domingos es cuando llega el agua a la comunidad, pero por sus tuberías sólo sale aire "porque no tiene presión por lo del bote, pero esos días es cuando más se bota el agua y a nosotros no nos llega", comentó la señora María Martínez, quien tiene el río en todo el frente de su casa.

El agua recorre desde la carrera 2 entre 7 y 8 unas cinco cuadras más abajo aproximadamente. Las calles están llenas de aguas blancas, y a pesar que la gente se queja, en Hidrolara hacen caso omiso.

Los vecinos dicen que eso no sólo afecta la distribución del vital líquido, sino también las calles, hasta el punto que temen que sus casas se empiecen a filtrar por los meses que lleva el bote. "Hidrolara sólo vino una vez, cuando empezó el problema, pero a los 15 días se volvió a dañar la tubería y sigue así", dijo Martínez.

El agua también recorre un buco y hay personas que les pasa por sus patios. "Por ejemplo en la mía pasa así y nadie viene a solucionar", comentó Denny López, detallando que adicional a eso, el bote de agua provocó que los zancudos hagan de las suyas. "Varias personas se han enfermado por eso", detallando que la gripe también ronda a los vecinos.

Los habitantes aseguraron que para poder tener un poco de agua, los que tienen bomba la sacan, pero hay quienes no tienen esa oportunidad y tienen que pedirle favores a los demás, pero detallaron que lo único que ellos quieren es que les solucionen el bote porque ya no aguantan más.

Para los que viven en el sector Brahma arriba y abajo, también les afecta el bote de agua, pues se mantienen secos en sus casas y también las instituciones educativas como el liceo Fortunato Orellana que queda a unas dos cuadras del "río" de aguas blancas.

"Ojalá arreglen, porque ya no podemos seguir aguantando que el agua se bote y en la casa no tengamos", dijo Martínez.

Otras Noticias
Comunidad

Aguas fétidas son un calvario en el Barrio Ajuro

| comentarios