La insólita denuncia contra un vecino de Chacao por usar un sticker de Pablo Escobar en el grupo de WhatsApp del edificio

logo170

LA PRENSA DE LARA | Agencias.- Los detalles de una insólita denuncia ante Polichacao salieron a luz recientemente tras una diferencia entre vecinos en el grupo de WhatsApp del condominio. De acuerdo con los pormenores proporcionados en redes sociales por una residente del edificio involucrado, una mujer denunció a un vecino por haber utilizado un popular sticker con la figura de Pablo Escobar.

El sticker en cuestión se ha vuelto muy popular en los grupos y chat individuales de WhatsApp como una forma de expresar que se tomó nota del asunto o la situación que se informó, pues la imagen muestra a un ficticio Pablo Escobar escribiendo en una libreta y el sticker se acompaña de la palabra «Anotado», recoge El Nacional.

La imagen, en realidad no muestra al autentico narcotraficante colombiano, sino al actor Andrés Parra, que interpretó al temible criminal en la serie Pablo Escobar, el patrón del mal.

Denunciado por usar un sticker de Pablo Escobar

El desencuentro que terminó en una denuncia se originó, de acuerdo con el relato de una de las habitantes del edificio, porque los vecinos estaban reclamando que alguien había utilizado el puesto de estacionamiento de otro propietario.

«Alguien se quejó de que tuvieran conciencia porque había gente con tres carros sin puesto asignado en el edificio. A lo que la señora problemática (quien introdujo la denuncia) responde un mensaje a las 2:30 am diciendo que eso es mentira, que en los planos originales del edificio ya se encontraban asignados los vehículos y eso era suficiente. La señora hasta envió los planos del estacionamiento del edificio. A lo que dos almas responden con el sticker del Pablo 'Anotado'. Aquí empieza el crimen», contó la usuaria Alejandra Pérez.

Tras lo que relató que la mujer en cuestión a raíz del sticker se ensañó con los vecinos que lo enviaron, diciéndoles que eso se trataba de una amenaza.

«Bastó menos para que esa señora se ensañara con esa gente, diciendo que Pablo era conocido por anotar en una lista a sus víctimas para mandarlas a matar. Y escribió 'Esto es una amenaza?' Atacada», indicó Pérez.

También narró que posteriormente, cuando llegaba a su vivienda se encontró con agentes de Polichacao acompañados de la mujer a quien Pérez se refiere como «la señora problemática». Los funcionarios le preguntaron si en su apartamento vivía cierta persona, de quien se reservó la identidad. A lo que ella respondió que esa persona residía al lado.

«Venían a traer una citación. Como el vecino denunciado no estaba, querían dejarle el papel y hacerme firmar como testigo de la entrega. Yo firmé y le avisé al vecino que ¡Qué demonios!, en qué se había metido, a lo que me dice que fue el bendito sticker», explicó.

Y añadió: «Pasaron los días y yo dije 'se habrá enfriado eso o lo habrán desestimado, que locurita'. Pues no, chico: la señora mandó otra crónica (en el grupo) avisando que el 25 de mayo se llevó a cabo la audiencia final del caso, que ya la juez había dado sentencia y todo».

Finalizó contando que las autoridades conciliaron el caso, instaron a la paz y a que el grupo fungiera como de comunicación oficial, limitando gran parte de las interacciones.

«Nadie fue preso, tampoco nadie ha vuelto a usar 'el sticker del sicario», expresó.

También enfatizó que además de la mujer que puso la denuncia se trata de un grupo conformado por otras tres mujeres que suelen generan conflictos en el condominio.

«Resulta que estos personajes de verdad que por todo forman un problema en ese grupo. Y no solo eso, sino que una de ellas se lanza comunicados y los difunde a todos los miembros del grupo tipo crónicas», mencionó.

Estos hechos fueron posteriormente corroborados por el periodista y especialista en informática y las telecomunicaciones Fran Monroy.

«Este tuit se hizo viral. Es tan rigurosamente cierto, que todavía el presidente de la junta de condominio (Yo), no lo puedo creer. ¿En qué cabeza cabe que un sticker es una amenaza? Además, si este grupito de cuatro vecinos que todo lo protesta pidió a las autoridades que censuraran al grupo de WhatsApp del edificio y que además la Junta de Condominio tiene que ejercer la censura. Cosa de locos», expresó Monroy.

Fuente informativa: El Nacional.

Otras Noticias