Gobierno no tiene intención real de volver a la negociación, según analistas

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Luego de cinco meses de haberse firmado el acuerdo de negociación entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en México, Estados Unidos ha dado luz verde para que bancos en el extranjero desbloqueen 3.000 millones de dólares en activos de la nación y pasen a un fondo que será administrado por la ONU para distribuirlos en programas sociales de alimentación, salud y mejoras en la infraestructura de servicios públicos, como el sistema eléctrico nacional. Así fue publicado por el portal financiero más importante de Estados Unidos, Bloomberg, el viernes 19 de mayo. La medida ha desatado especulaciones en el entorno político sobre la posibilidad de que esas conversaciones se retomen en el país azteca. Sin embargo, analistas políticos consideran que el oficialismo sigue sin dar muestras sinceras de querer llegar a nuevos acuerdos en materia electoral.

La decisión del gobierno de Joe Biden llega justo en el momento en que trasnacionales petroleras y de minería, como Crystallex y ConocoPhillips buscan cobrar la multimillonaria deuda que dejó el pasado gobierno de Hugo Chávez, al ordenar su expropiación en 2002, y lo pretenden hacer confiscando activos de Citgo, empresa petrolera de Venezuela en Estados Unidos. Esto también se da luego de flexibilizarse las sanciones de Pdvsa y otorgar una licencia a la petrolera Chevron para que explote yacimientos en el país y los comercialice en EE. UU., tras una deuda que mantiene el gobierno de Nicolás Maduro, superior a 3.000 millones de dólares.

"Que EE. UU. ahora decida desbloquear los activos de la nación para que sean transferidos al país en ayuda humanitaria que administrará la ONU, no representa que inmediatamente la delegación del Gobierno en México se vuelva a sentar en esa mesa de negociación, por la sencilla razón que el chavismo siempre ha utilizado estos diálogos para ganar tiempo y dividir a la oposición. Y por años lo ha hecho agregando exigencias absurdas que son imposibles de cumplir como, por ejemplo, que sea liberado Álex Saab, empresario colombiano detenido en EE. UU., señalado como el principal testaferro de Nicolás Maduro. O que se quiten las sanciones individuales a funcionarios que son investigados por lavado de dinero, narcotráfico o crímenes de lesa humanidad", expresó Humberto González Briceño, abogado y experto en negociación.

Cree que la oposición venezolana, representada en la Plataforma Unitaria, ha puesto como tema central en esas negociaciones que en Venezuela se logren elecciones libres y que comiencen con el cambio del Consejo Nacional Electoral (CNE), un tema que por años se ha negado a discutir el oficialismo. Sostiene que esa oposición tiene el problema de un vacío de liderazgo, sobre todo con la eliminación del gobierno interino.

"El interés real del Ejecutivo nacional es que se levanten las sanciones internacionales y se dejen de investigar a las cabezas del Gobierno. Ellos aspiran a una justicia transicional. Su primera intención es quedarse en el Gobierno, pero en un segundo escenario porque juegan en varios tableros, es que en una eventual derrota electoral ellos estarían aspirando a lograr amnistía o una suerte de justicia transicional al estilo de Colombia, que los grupos violentos depusieron las armas y se les dio una suerte de prebendas para que hicieran vida política en ese país. En este caso, el gobierno de Maduro podría aspirar a quedarse con el control de algunos poderes, como la Fuerza Armada para seguir con mucho poder aún habiendo cedido", explicó Radamés Graterol, politólogo.

Listos para viajar a México

Macario González, dirigente político, indicó que tras la liberación de los activos de la nación que serán administrados por la ONU para ayuda humanitaria, la delegación de oposición ya tiene el boleto listo para volver a México. "Apostamos a que esos diálogos se retomen. Las propuestas son las mismas, para una reconciliación se requiere de elecciones transparentes, liberación de todos los presos políticos, quitar inhabilitaciones a candidatos y partidos y permitir la observación internacional en las presidenciales", indicó.

Pero hay algunos partidos menos optimistas, como Voluntad Popular, el secretario general en Lara, Daniel Orellana, opinó que esta organización no cree que el Gobierno permita acuerdos para elecciones libres. "Si por el chavismo fuera hiciera unas elecciones como las cubanas", exclamó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Ver más:
Otras Noticias