La era poshumana 

logo170

LA PRENSA DE LARA.- Los antecedentes históricos de la inteligencia artificial se remontan a la antigüedad, cuando los griegos y los chinos construyeron autómatas mecánicos y otros dispositivos para realizar tareas específicas. Sin embargo, la moderna inteligencia artificial se origina a mediados del siglo XX, cuando los científicos comenzaron a desarrollar las primeras teorías y técnicas para construir máquinas capaces de pensar y tomar decisiones de manera autónoma, uno de los primeros hitos importantes en el desarrollo de la inteligencia artificial fue el lanzamiento del proyecto DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) en la década de 1950. Este proyecto tenía como objetivo construir sistemas de inteligencia artificial avanzados para su uso en la defensa del país.

En la década de 1960, el científico informático John McCarthy acuñó el término "inteligencia artificial" y comenzó a desarrollar los primeros algoritmos de inteligencia artificial. También en esta época, se crearon los primeros chatbots y se desarrollaron algoritmos de aprendizaje automático para enseñar a las máquinas a reconocer patrones y a tomar decisiones basadas en datos, y para la década de 1980, la inteligencia artificial se convirtió en un área de investigación importante en la informática y otras disciplinas. Se desarrollaron nuevas técnicas de aprendizaje automático, y los investigadores comenzaron a construir sistemas más complejos que podían realizar tareas específicas de manera autónoma.

Hoy en día, la inteligencia artificial se encuentra en todas partes, desde los asistentes virtuales en los teléfonos inteligentes hasta los vehículos autónomos y los sistemas de diagnóstico médico. La tecnología continúa avanzando a un ritmo acelerado, lo que significa que la inteligencia artificial seguirá siendo una fuerza importante en nuestra sociedad en el futuro.

En ese sentido y luego de repensar los antecedentes históricos de la Inteligencia Artificial y de cómo surge vale la pena preguntarse ¿con esa llegada está en riesgo la humanidad?, yo considero que la idea de la poshumanidad es fascinante y aterradora al mismo tiempo. 

Por un lado, la tecnología ha avanzado mucho y ahora es posible mejorar el cuerpo humano, eliminar enfermedades e, incluso, prolongar la vida más allá de los límites naturales. También se habla de la posibilidad de fusionar la mente humana con la inteligencia artificial, lo que permitiría aumentar la capacidad cognitiva y de aprendizaje, sin embargo, el desarrollo de la poshumanidad también trae preocupaciones éticas y morales. ¿Qué significa ser humano en un mundo en el que las máquinas pueden superarnos en habilidades? ¿Cuál es el papel de la humanidad en un futuro donde inteligencias artificiales pueden tomar decisiones autónomamente sin la intervención humana? ¿Cómo garantizamos que el acceso a estas mejoras no sea limitado por el dinero?

Sin embargo, algunos expertos en tecnología y filosofía han planteado preocupaciones sobre la posible amenaza de la inteligencia artificial para la humanidad. Por ejemplo, el filósofo Nick Bostrom sugiere que una inteligencia artificial avanzada puede eventualmente conducir a un "colapso de valor", en el cual las metas y valores de la Inteligencia Artificial difieren significativamente de los humanos y, por lo tanto, pueden causar daño a la humanidad, también se ha hablado de cómo una Inteligencia Artificial podría ser capaz de auto-replicarse o programarse a sí misma, lo que podría llevar a una expansión rápida y no regulada de la Inteligencia Artificial. Aunque estas son preocupaciones válidas, es importante recordar que la mayoría de los expertos en tecnología e inteligencia artificial están trabajando diligentemente para garantizar que la Inteligencia Artificial se desarrolle de manera ética y segura. La IA también tiene el potencial de mejorar y resolver muchos problemas que enfrenta la humanidad, desde el cambio climático hasta la atención médica y la educación. Como con cualquier herramienta tecnológica, puede ser usado para el bien o para el mal, y depende del uso y la ética de los seres humanos que lo manejan.

Además, uno no puede ignorar el hecho de que las mejoras tecnológicas no están disponibles de manera equitativa para los distintos grupos de la sociedad. Esto puede generar una brecha aún mayor entre aquellos que pueden darse el lujo de mejorarse y aquellos que no. En resumen, la idea de la poshumanidad se encuentra en una zona de incertidumbre. La tecnología nos ofrece un sin fin de posibilidades, pero también nos impone nuevos desafíos para los que aún no tenemos respuestas claras. Es importante que nos movamos hacia el futuro teniendo en cuenta los valores humanos y la equidad. Solo entonces, podremos avanzar como sociedad.

Aclarado esto, es importante tener en cuenta que la tecnología avanza muy rápido y que los cambios que la poshumanidad pueda generar pueden tener consecuencias impredecibles. Es esencial que la comunidad científica, reguladores y líderes políticos tengan una discusión activa sobre estos temas y trabajen juntos para garantizar que los avances tecnológicos estén en línea con nuestros valores y que brinden beneficios a la mayoría en lugar de a unos pocos privilegiados que es la forma como actúa el sistema hegemónico mundial.

Escrito por: Gilberto Barreto. 

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos, cuyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*   

Otras Noticias

Opinion

Entorno en viñetas  10/05/2024 

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas 03/05/2024 

| comentarios

Opinion

Entorno en viñetas 12/04/2024

| comentarios