Extrabases de Alfonso Saer 17-05-2023 

logo170

LA PRENSA DE LARA.- LO dicho, lo ya repasado. Batear cuatrocientos en estos tiempos es una auténtica hazaña. Uno revisa la estadística de Luis Arráez y se da perfecta cuenta de ello. El chamo de San Felipe tuvo una cadena de doce juegos con imparables y sin embargo decayó de .425 a .408 en ese lapso, porque en la mayoría de los juegos solo disparó un cohete. Luego, un par de jornadas en blanco y descendió de la mágica cifra en la cual estuvo casi hasta mediados de mayo. En efecto, despachar para .340 o algo parecido en el beisbol de hogaño es un equivalente cercano a la cifra tan ambicionada. Con su .382 actual, "la regadera" solo ve de cerca a su compatriota Ronald Acuña, quien también anda metido en una campaña de ensueño. Es tan evidente el dominio de los lanzadores que en ambas ligas solamente ocho bateadores están sobre .320... EL de La Sabana, por su parte, lidera el circuito nacional en OPS (1.024), anotadas (37), hits (55) y robos (17). Tiene promedio de embasado de .436 y sorprende casi con la misma cantidad de boletos (24) que ponches recibidos, una mejoría patente en cuanto a la paciencia que propicia los numeritos antes mostrados. Si continúa libre de lesiones vamos a ver guarismos espectaculares en sus casilleros. Por ahora, según MLB, proyecta 35 jonrones y 67 robos, mientras sigue sacudiendo estacazos de gran calibre. El de antenoche ante los Rangers fue de 454 pies. Se nota más dedicado, más profesional en sus tareas diarias. Si lograse los parámetros que le augura MLB, sería el tercero en alcanzar 30 cuadrangulares y 60 estafas, junto a Barry Bonds y Eric Davis. Él y Arráez tienen lo suficiente para hacernos felices en una temporada que se anuncia largamente provechosa, llena de estampas con alicientes para divertirnos buen rato. Las proyecciones muchas veces son una ilusión, pero en todo caso ambos van camino de los 200 inatrapables, sobrepasando actualmente los cincuenta. 

     HAY un prospecto zuliano que conmueve al mundo de las menores. Recién cumplió los 19 años y muchos creen que a los veinte ya debe estar sonando trompetas de triunfo en las Grandes Ligas. Pero no hay apuros con él, todo llega a su tiempo. Aquí lo vimos un rato con las Águilas en la LVBP de la 22-23, con permiso reducido de su organización, los Cerveceros de Milwaukee, que a regañadientes aceptaron su incursión por 21 juegos en la zafra criolla. A ratos mostró su talento, golpeando para .256. Se llama Jackson Chourio y los reportes de los scouts citan a coro que posee las cinco herramientas en todo su esplendor. En la temporada pasada reventó la clase A con .324, 12 jonrones y 47 empujadas. Actualmente milita en la doble A lupulosa y conecta para .256 con cuatro de vuelta entera y 21 remolcadas. Tiene la ventaja adicional de que --- como una gran parte de la embajada criolla de los últimos años --- juega en los jardines y el cuadro, preferiblemente en la pradera central. Obvio, con 19 recién cumplidos hay tiempo para pulir detalles, como el swing, que puede ser más apetitoso en busca de los tablazos grandes. Este año pudiera terminar en AAA. O --- nunca se sabe --- darse una vueltecita por las mayores para ir saboreando las delicias del más alto estrato. En la actualización de esta semana, MLB Pipeline lo coloca como el segundo entre los 100 mejores prospectos... OTRO joven que tiene en ascuas a los pitchers es Robert Pérez, hijo de quien ostenta una enorme cantidad de lideratos históricos en la LVBP. "De casta le viene al galgo", reza el dicho popular y este caso lo confirma. El barquisimetano, orgullo del ebánico guayanés, acribilló a los tiradores de clase A en el 2022, con 27 cuadrangulares, 114 empujadas, y ahora va en ruta hacia otra buena temporada en la AA de los Marineros, sumando .295, 27 fletadas y seis para los bleachers en 32 juegos. A diferencia de su antecesor glorioso defiende la inicial y parece tiempo de que lo veamos con la vestimenta de los pájaros rojos en la 23-24 local. Al igual que su mentor tiene poder en cantidad y la tendencia natural a poncharse que es parte de quienes la sacuden fuerte con frecuencia.

     OSWALDO Cabrera conectaba para menos de .200 al llegar al encuentro dominical. El manager Aaron Boone cree en las bondades del muchacho de Guarenas y le da chance por su gran versatilidad defensiva, cubriendo con eficiencia los días libres. En los últimos 22 turnos suena para .308... ELÍAS Díaz (.328) nunca ha terminado sobre trescientos en su estancia en las mayores desde el 2015. De hecho, en el 2022 su average fue un discreto .228, aunque empujó 51 carreras en 105 encuentros. Su motor de ataque está en alta revolución sumando en los recientes treinta careos para .357, agregando 17 enviados al plato. El maracucho, 32, se ha afincado como el tercer mejor promedio de la Nacional, detrás de sus paisanos Luis Arráez y Ronald Acuña. En 35 compromisos ha retirado a 11 de 23 en intento de robo y ha incurrido en un solo pasbol. Su equipo, Colorado, no levanta cabeza y anda de último en el oeste...

@alfonsosaer

Otras Noticias