Crédito: Cortesía

Borges: "Venezuela es una herida abierta para la región"

Jesús Pérez | LA PRENSA de Lara.- El comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, ofreció un balance este viernes sobre su agenda en la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

Esta delegación del presidente interino, Juan Guaidó, inició con una reunión de Grupo de Lima, y en paralelo a la ONU, se realizó el órgano de consulta sobre la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en Venezuela.

Por su parte, Borges también reiteró que informaron a la comunidad internacional sobre el cese del mecanismo de negociaciones auspiciado por Noruega. Responsabilizó además al presidente, Nicolás Maduro, por abandonar la mesa de diálogo. "Ahora se abre un capítulo de presión contra la dictadura", dijo.

Borges también avaló la resolución aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para crear una misión independiente que prevé investigar las presuntas violaciones a los derechos fundamentales en el país.

"El tema Venezuela se ha convertido en protagonista de lo que significa el reto que tiene nuestro pueblo de salir de la dictadura", comentó Borges durante una rueda de prensa.

La delegación de Guaidó también sostuvo reuniones con líderes de las Américas, quienes han asegurado que la situación de Venezuela forma parte de sus "preocupaciones".

Las sanciones son clave

Sobre las nuevas sanciones emitidas por la Unión Europea contra siete funcionarios de seguridad nacional, Borges afirmó que estas han caído sobre "las cabezas" de quienes ejercen torturas.

Además espera que los organismos internacionales aumenten las medidas coercitivas contra el alto mando de la cámara de Gobierno de Nicolás Maduro.

"Estas personas sancionadas son unos esbirros que lo que han hecho es matar a Fernando Albán y al Capitán Acosta Arévalo", expresó Borges.

"Hay que apartar a Cuba"

Borges, representante de Venezuela ante el Grupo de Lima, también dijo que la administración de Guaidó está dispuestas a "tocar todas las puertas" en busca de mayor apoyo para el país, pero, el único país que no estaría dispuesto en ello es Cuba. 

Frente a ello, reiteró a la comunidad internacional que deben ejercer más presión contra la isla, cuya injerencia "mantiene a la marioneta de Maduro en el poder", subrayó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias