Patricia Andrade: Migrantes criollos son vistos como mercancía por cárteles en frontera con EE.UU.

logo170

Ana Uzcategui | LA PRENSA DE LARA.- Ni el parole humanitario para venezolanos creado por la administración del gobierno de Estados Unidos en octubre 2022 ha podido frenar el paso de connacionales por la peligrosa Selva del Darién hasta llegar a México y allí intentar cruzar el río Bravo. Hay venezolanos que intentan solicitar asilo desde el país azteca a través de la aplicación CBP One, pero obtener una cita puede demorar hasta tres meses, aguardando en campamentos improvisados y en condiciones infrahumanas. Mientras que a otros les ha ganado el desespero y el hambre y optan por viajar en el denominado "tren de la muerte", hasta poder saltar el muro e ingresar de manera ilegal a EE.UU., sin medir las consecuencias que esa acción le puede ocasionar a su caso migratorio.

Patricia Andrade, abogada y fundadora del Programa Raíces Venezolanas en Miami, que ayuda a venezolanos recién llegados a EE. UU. en situación de vulnerabilidad, estuvo una semana en la zona fronteriza entre El Paso, Texas y Ciudad Juárez pocos días antes que llegara a su fin el Título 42, decreto que prohibía el paso de migrantes ilegales a EE. UU. y que autorizaba deportaciones rápidas y masivas, vigente en pandemia desde el 20 de marzo de 2020 hasta este jueves 11 de mayo. Esta medida ha generado presión en la frontera y que se dupliquen los migrantes estos últimos días. La mayoría, según asegura Andrade, son criollos, quienes arriesgan sus vidas porque no tienen esperanza de un cambio político en Venezuela.

¿Qué pudo presenciar usted en su más reciente viaje a la Frontera Sur? ¿Cuántos venezooanos hay a la espera de cruzar a EE.UU?

En promedio hay unos 500 mil emigrantes de varias nacionalidades, pero el grueso, aproximadamente el 80% son venezolanos.

¿Estos venezolanos han pasado el Darién, están en condiciones de pobreza extrema?

Sí, todos han cruzado el Darién. El parole humanitario para venezolanos redujo temporalmente el paso por el Darién en octrubre de 2022. Ese era el propósito de la administración de Joe Biden, pero duró pocos meses. Las razones por la que los venezolanos volvieron rápidamente a arriesgar sus vidas por esa selva inhóspita son dos: la primera es que la mayoría no tiene sponsor o patrocinante que los reclame en EE. UU. y segundo, los coyotes estaban perdiendo mucho dinero cuando Panamá, EE. UU. y Colombia intentaron cerrar la ruta del Darién. Aquí hay un negocio donde el comercio es la vida de una persona, y ese tráfico lo manejan los cárteles de la droga en México.

¿Qué característica tiene esa migración nacional?

Están llegando a la frontera desde venezolanos clase media hasta las clases más desfavorecidas. Todos sufren la grave crisis económica y humanitaria en Venezuela. Todos te dicen que están enfocados en hacer dinero. Yo les comentaba que el proceso migratorio costaba dinero, solicitar un asilo implicaba iniciar un procedimiento judicial ante un juez, el fiscal, pero están dispuestos a pasar todo eso porque su necesidad principal es trabajar, hacer dinero para mandar a sus familias en Venezuela. La mayoría viaja en familia con niños, pero también se ven parejas jóvenes, de 20 y 30 años que afirman haber pasado mucha hambre y que dejaron a sus hijos al cuidado de familiares.

¿Han aumentado los peligros para llegar a México?

Sí, además de tener que cruzar la complicada selva del Darién, desde noviembre 2022 los venezolanos una vez que llegan a México hacen la ruta a través del "tren de la muerte", conocido también como "la bestia", que viaja por varias comunidades de México hasta la frontera con Texas. Es un viaje muy peligroso que puede durar tres días. Pero es terrible porque los venezolanos son tratados como mercancía por los cárteles en México, representan dinero, entonces además de lo que pagan por hacer esa ruta les roban desde celulares, dinero, comida y algo que todavía es peor, hasta el pasaporte o la cédula, documentos esenciales para entrar a EE. UU. Esta situación les dificulta aún más el viaje. El daño físico y psicológico no tiene límites, pueden ser víctimas de violaciones sexuales y si caen del tren sufrir mutilaciones o morir.

¿Qué opina del hecho de que el gobierno de Maduro no diga nada de la migración venezolana que arriesga su vida para llegar a EE. UU.?

Esto ocurre porque al gobierno de Venezuela no le interesa detener el éxodo de connacionales porque está el negocio de las remesas familiares, el envío de dinero desde el exterior. Eso ha sido un alivio para el oficialismo porque representa que muchas familias no se van a quejar, ya que pueden suplir sus necesidades básicas.

Otras Noticias