Represión y falta de liderazgo apaga protestas de jóvenes

logo170

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Aunque en años anteriores los jóvenes venezolanos eran quienes lideraban las manifestaciones en las calles, principalmente para exigir al Gobierno nacional que les garantizara tener calidad de vida en el país, estas progresivamente se han dejado de hacer y en la actualidad son muy pocos los que se involucran en asuntos públicos y políticos.

El que los jóvenes no se activen a salir a las calles a hacer protestas y mostrar su descontento respecto a la situación del país se debe principalmente a tres razones, según explica Miguel Barone, politólogo y coordinador nacional de la organización Gritemos con Brío.

"Hay una multiplicidad de factores que hacen que hoy en día la juventud venezolana no esté animada a participar tanto en asuntos públicos como manifestaciones con respecto a otros años es porque la situación del país ha cambiado mucho, uno de los problemas es la represión, los jóvenes de 30 años que participaron en 2014 y 2017 vivieron la violencia desmedida en carne propia y eso hizo que se sembrara temor en la juventud", dice Barone.

Indicó que en los años 2014 y 2017 los jóvenes estaban haciendo frente para intentar recuperar la democracia, pero el resultado que obtuvieron fue decenas de asesinatos, heridos y torturas, lo que generó miedo generalizado.

Barone detalla que un segundo factor es la situación que atraviesan los jóvenes para poder llevar el sustento a diario a sus hogares o para ellos mismos en caso de vivir solos, pues esto les acorta el tiempo para sumarse a una manifestación.

"La situación del país, la emergencia humanitaria compleja que sigue viviendo Venezuela es una realidad y ha hecho que los jóvenes cada vez se abstengan de dinámicas que puedan quitarle tiempo o enfoque en las cosas que les permiten sobrevivir y poder llevar el sustento a sus hogares, incluso hay algunos que han tenido que salir de las aulas de clases y tener dos trabajos para ganar un salario justo", dijo.

El tercer factor develado por el especialista es la falta de renovación de los movimientos estudiantiles en las universidades.

"Las universidades en diversos estados del país están sin renovar sus centros estudiantiles desde hace muchos años, y al final un movimiento que no se renueva, que no tiene líderes nuevos, también termina porque es un movimiento que está desgastado y que no tiene la misma atención y hasta pierde la conexión", dice recalcando la importancia de los líderes nuevos.

Este último factor también es confirmado por la sociólogo, Yonaide Sánchez, quien además destacó que actualmente las manifestaciones que hay en el país son a nivel de sindicatos y gremios en general.

"Las manifestaciones que vemos ahorita son de trabajadores por el nivel de organización que tienen, hay centrales sindicales, hay gremios por sectores de trabajadores, salud, educación, público...además tenemos el salario mínimo más bajo del planeta", dijo.

El dirigente estudiantil de la UCLA, José Monasterios, afirma del primer factor develado por el politólogo y es la razón principal por la cual los jóvenes no salen a las calles.

"Hay desánimo y apatía, y eso se debe al trabajo de represión y persecución que ha repercutido en el ánimo de los jóvenes y ha generado riesgo y un costo el salir a las calles porque ningún padre o familiar querrá que sus hijos salgan a manifestar, luego de lo que pasó en 2014 y 2017", aseguró.

Monasterios indicó que ahora el llamado que hacen a los jóvenes es a inscribirse en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y mediante el voto recuperar la democracia.

Otras Noticias