Petro propone a Biden levantar sanciones a Venezuela si cumple «agenda electoral»

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- El presidente de Colombia, Gustavo Petro, propuso este jueves a su par de Estados Unidos, Joe Biden, que levante «paulatinamente» sanciones a Venezuela si cumple «una agenda electoral», en una reunión en la Casa Blanca en la que le pidió defender el canje de deuda por acción climática.

«Expresamos nuestro compromiso compartido de apoyar y contribuir a la solución de la situación en Venezuela», se lee en una declaración conjunta difundida por la noche.

Colombia acogerá la semana que viene una conferencia internacional sobre el estancado diálogo político en Venezuela en la que participará Washington.

Esa reunión buscará «establecer los mínimos de un gran acuerdo que garantice no sólo elecciones, levantamiento de sanciones, sino además la normalidad en la vida de todos los actores políticos» de Venezuela, afirmó Petro en rueda de prensa después del encuentro con Biden.

Hasta ahora Washington, que no reconoce al gobierno de Nicolás Maduro, ha advertido que mantendrá sus sanciones hasta que vea «pasos concretos» hacia una democratización y ha insistido en que su objetivo son elecciones «libres y justas».

El diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela está estancado desde noviembre y Maduro lo supedita al levantamiento de las sanciones.

El exguerrillero y exsenador colombiano propuso «construir dos rieles».

«Uno, el cronograma electoral venezolano con garantías, la entrada de Venezuela al Sistema Interamericano de Derechos Humanos», un órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y el otro: «una desactivación paulatina y progresiva de sanciones», explicó.

Petro, quien niega ejercer de mediador, aseguró que «no se condicionó» un «riel» al otro.

La meta es -dijo- «que el pueblo decida libremente, sin sanciones, sin presiones, su propio destino social y político» en las elecciones presidenciales previstas para 2024 y en las que se da por descontado que Maduro se postulará.

«Quedó planteada sobre la mesa una estrategia que es hacer primero elecciones y después levantar sanciones o, paulatinamente, en la medida en que se va cumpliendo una agenda electoral, se vaya también, paralelamente levantando progresivamente sanciones», explicó a los periodistas.

Petro fue acogido con palabras de elogio por Biden, para quien Colombia es «una piedra angular» en América Latina.

Le felicitó y bromeó por su cumpleaños, a lo que Petro contestó que hoy en día cumplir 63 años «es como tener 40».

«Tenemos una oportunidad si trabajamos lo suficientemente duro para tener un Hemisferio Occidental unido igualitario, democrático, y económicamente próspero», añadió el presidente octogenario, que alabó a Colombia por la «hospitalidad» a los refugiados venezolanos.

En el ámbito internacional ambos condenan «todas las formas de autoritarismo y agresión», incluida «la violación de la integridad territorial de Ucrania por Rusia», y llaman a «una paz estable y duradera».

Gobiernos colombianos anteriores compraron «bastantes armas rusas», sobre todo helicópteros, y la posición actual, precisó Petro, «es que no van a la guerra: ni van a Rusia ni van a Ucrania».

Crisis climática

En la reunión también se habló de crisis climática, una prioridad para Biden, que pidió al Congreso 45 millones de dólares para destinar a programas ambientales en Colombia durante el año fiscal 2024.

Según Petro, consideraron «la posibilidad de cambiar deuda por acción climática en todo el mundo, a partir de los derechos especiales de giro» del Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Dijeron que estaban muy interesados en llevar al FMI la propuesta», aseguró.

Acordaron además establecer un grupo de trabajo «para avanzar la interconexión eléctrica en las Américas» con el fin de reducir el costo energético, promover la energía renovable y reducir la dependencia de fuentes fósiles, señala la declaración.

«Enfoque holístico»

Otro de los apartados fue la política antidroga.

Petro es crítico con la guerra antidrogas respaldada por Estados Unidos y propone centrarse en el consumo más que en la producción.

Este jueves parecen haber acercado posiciones comprometiéndose «con un enfoque holístico para abordar los impactos perversos del consumo y tráfico de drogas».

Según Petro, «quedó bien entendido que una cosa es fumigar una mata y a unos seres humanos, que son débiles económicamente, y otra cosa es perseguir el empresariado del narcotráfico», para lo que pidió más embarcaciones, lanchas y drones.

«Bajo el principio de responsabilidad compartida, redoblaremos nuestros esfuerzos en materia de reducción de demanda» y se ampliará la cooperación «en inteligencia e interdicción para desarticular las redes», informaron los presidentes.

Biden se comprometió a «cooperar con los esfuerzos de Colombia por transformar los territorios con presencia de cultivos de coca».

De las palabras de Petro se deduce que hablaron poco de la política de «paz total» con la que aspira a poner fin a más de seis décadas de violencia en Colombia.

No obstante Biden «reiteró» su «apoyo a los esfuerzos de paz» y al desarrollo rural de Colombia, donde el líder izquierdista impulsa una reforma agraria.

Tampoco se explayaron mucho sobre la migración, pero se comprometieron a combatir el tráfico de migrantes en el Darién.

Fuente Informativa: AFP

Otras Noticias

Mundo

| comentarios