Escasez de gasoil golpea a productores y transportistas de carga pesada

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Ganaderos del país apenas son surtidos con el 10% del diesel que necesitan para poder producir, así lo informó Luis Prado, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), durante una visita a la ciudad de Carora.

"El problema del gasoil es un tema que no se ha solventado aún. Tenemos grandes deficiencias en el suministro de combustible. El 80% de los tractores, sembradores, vehículos de transporte, plantas eléctricas trabajan con el combustible diesel y apenas recibimos el 10% de las necesidades reales del sector", señaló.

Según Prado, los ganaderos del país requieren contar con 280.000 y 300.000 litros mensuales de diesel. "Es una cantidad que pareciera que es grande pero es el combustible que necesita el sector para darle operatividad a cerca de 25 mil tractores que tenemos en Venezuela", alegó el representante gremial.

Esta situación hace que los ganaderos no puedan cumplir con el mantenimiento de las unidades de producción, no pueden hacer el trabajo para mantener los pastizales, fertilizar, controlar maleza, hacer limpieza de cerca, producir leche y refrigerar quesos, además de transportar estos alimentos de los centros rurales a los mercados en la capital del país y en el interior.

Algunos productores ganaderos han tenido que recurrir al mercado negro para abastecerse de diesel, muchos pagan hasta un dólar por litro. Agricultores de maíz y arroz temen que la interrupción del servicio de gasoil se prolongue hasta el mes de mayo, periodo en donde hay picos altos de la siembra de invierno en Venezuela.

Largas colas

"Hasta ocho días demoramos para surtir gasoil", expresó Carlos Amaro, mientras estaba en la cola de la estación Salto Ángel, en la avenida Las Industrias, al oeste de Barquisimeto. Lamentó además que desde hace dos meses, el gobierno haya eliminado el subsidio de 40 litros para las unidades de carga pesada que trasportar productos de primera necesidad en el país. Esta espera y falta de subsidio incrementa los fletes.

"Venimos porque algunos conocidos nos ceden sus cupos. Con lo que logramos equipar, nos alcanza para cubrir una sola plaza; pasamos más tiempo haciendo colas que trabajando", comentó el padre de familia, alegando que la gran mayoría de las veces le toca dormir en su vehículo, a las afueras de la estación de servicio esperando ser surtido con combustible.

Las unidades del transporte público están en las mismas circunstancias; tardan más de mediodía formados para equipar las unidades. José Leal, chófer, repudió que las autoridades no avancen en la normalización del suministro de gasoil ni de diesel. "Es un padecimiento el que tenemos con esta escasez y ni el gobernador Adolfo Pereira, ni Petróleos de Venezuela da una explicación de a qué se debe la escasez", expresó. La escasez de gasoil se viene agudizando en el estado Lara desde el mes de marzo.

De hecho, ha estado tan crítica la situación la falta de gasoil que la mayoría de unidades tienen aseguradas con candados las tapas de los tanques del combustible; "en el estacionamiento donde guardo el carro, trataron de robarme los litros de gasoil, por eso me cuido, porque cuesta mucho conseguir el suministro", dijo Emilio Moscaritolo.

En municipios foráneos del estado Lara, la escasez de combustible es más aguda, productores y transportistas pueden esperar por un cisterna de PDVSA hasta 15 días en las estaciones de servicio.

Otras Noticias