Venezuela vuelve a liderar ranking mundial de inflación

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- Si la economía de Venezuela fuese comparada con una persona sería un paciente infectado con un virus tan peligroso que requeriría de hospitalización y vigilancia continua. Y es que el país, según las Perspectivas Económicas Regionales del Fondo Monetario Internacional (FMI) de abril, podría cerrar 2023 con una inflación de 400%, la más alta del planeta. La nación que más se le acercará es Zimbabue que registrará una inflación de 172,2% al culminar el año.

Desde noviembre de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2021 Venezuela se ubicó en la cima de ese ranking tan lamentable. Durante el año 2022 había bajado entre uno y dos peldaños, pero arrancando 2023 ha vuelto a tomar la delantera. Este indicador macroeconómico representa que los precios de productos y servicios en el mercado seguirán aumentando, que el salario alcanzará cada vez menos para cubrir necesidades básicas, y que se mantendrán las grandes distorsiones en el mercado que provocan una sensación permanente de inseguridad entre los agentes económicos.

Jesús Casique, economista, explica que las causas de este virus tiene nombre y apellido: monetización del déficit fiscal. Es cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) financia con dinero inorgánico que no está respaldado en las reservas internacionales al Gobierno, cuyos gastos públicos son superiores a los ingresos anuales que percibe por concepto de exportaciones petroleras y recaudación fiscal.

"El BCV sigue violando el artículo 320 de la Constitución y su propia ley que establece que no puede estar subordinado al Poder Ejecutivo ni financiar políticas fiscales deficitarias. El BCV se mantiene financiando a Pdvsa, empresa que tampoco ha presentado sus balances financieros, manteniéndose en opacidad", expresó.

Hermes Pérez, economista y profesor de la Universidad Metropolitana (Unimet), indicó que si en países con economías sanas, como EE. UU., China y Canadá la inflación aumenta porque el precio del barril de petróleo sube o lo hacen los precios del transporte internacional, en Venezuela es por un mayor financiamiento del BCV al Ejecutivo nacional.

Sus datos señalan que al 31 de diciembre de 2022, los préstamos a Pdvsa fueron de $16.000 millones. Hasta al 31 de marzo de este año esa cifra descendió a $12.000 millones. "Venezuela es un paciente infectado por un virus como el coronavirus. Mientras no se elimine el financiamiento monetario será muy difícil abatir la inflación y lograr su cura", resaltó.

Si se observa con lupa la inflación intermensual de Venezuela, Pérez recalca que el BCV no ha dado cifras desde octubre 2022. Pero de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), en marzo la inflación se ubicó en 4,2% intermensual, y la inflación anualizada en 501%.

Si se compraran estos datos con los del primer trimestre de 2022, se registra claramente un rebrote inflacionario. "Si se suma la inflación de enero, febrero y marzo de 2022, la inflación mensual fue 3,9% en promedio. A partir de mayo 2022 hasta marzo de este año, la inflación pasó a registrar un promedio mensual de 17,4%", comenta.

Marzo se caracteriza por registrar inflación baja por el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) que deben hacer los empresarios, es también un mes de estabilidad en el tipo de cambio, porque las personas jurídicas demandan más bolívares que dólares para cancelar este impuesto.

Ingresos pobres

Casique señala que el FMI registró un PIB per cápita en Venezuela de 3.640 dólares, se trata del ingreso promedio que gana una persona al año. Se calcula dividiendo el PIB total por la cantidad de habitantes de una economía.

En tal sentido, Venezuela se ubica entre las cuatro economías de Latinoamérica con ingreso más pobres. Por debajo sólo está Honduras con $3.275 de PIB per cápita, Nicaragua $2.588 y Haití $2.173. En 2013, Venezuela ocupaba el puesto 16 de un total de 32 países, con un PIB per cápita de $8.692.

Crecimiento

Las cifras del FMI señalan que en 2023 Venezuela tendrá un crecimiento económico de 5%, superior al crecimiento que registrará el resto del hemisferio. Para Hermes Pérez, estos datos se interpretan de acuerdo con el cristal que se vean.

"El crecimiento económico de Latinoamérica será en promedio 1,5% este año, lo que representa es que ese 5% nos indica que Venezuela crecerá más que el resto de la región. Pero si ese 5% se ve desde el punto de vista de la contracción del país desde 2012 hasta 2022, cuando se redujo el tamaño del PIB 75%, entonces será una recuperación muy baja y lenta", manifestó.

Para Jesús Casique, no se puede hablar de crecimiento económico. Venezuela lo que registra es un rebote estadístico. "El último crecimiento económico que reportó el país fue en 2013 y fue bastante pírrico de 1,3%, de ahí en adelante las cifras han sido negativas", resaltó.

Según Aarón Olmos, economista y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), no se puede hablar de un crecimiento económico para Venezuela ni se puede ser tan optimista, cuando el país encabeza la lista de países con mayor inflación.

"La pregunta que nos hacemos es: ¿Cuál es la razón de ese crecimiento del que habla el FMI?, ¿estaría creciendo la economía de Venezuela porque se está inyectando más liquidez, más dinero en el mercado, la gente está recibiendo más bonos de la Patria, hay más gastos por la vía de transferencias sociales. El Estado está colocando más dinero? A la fecha, el Gobierno no ha incrementado el salario y eso que ya se acerca un 1º de mayo, de no aumentarse el salario tampoco se podría aumentar el consumo", expresó el economista.

FMI modifica cifras sobre Venezuela

El economista, Hermes Pérez, tiene 15 años analizando los informes sobre perspectivas económicas que publica el FMI cada cuadro meses, determinando que desde octubre de 2022 este organismo viene modificando las cifras de Venezuela, lo que le hace sospechar que hay alguna comunicación informal con el BCV.

"El BCV no publica cifras en Venezuela, pero pareciera que sí le está aportando información al FMI. En 2007 el entonces presidente, Hugo Chávez, expulsó a funcionarios del FMI que tenían una oficina en el piso 13 del BCV. Desde entonces, el país no tenía comunicaciones ni relaciones con esta institución internacional. Pero revisando los cambios hechos en los últimos informes se han modificado cifras, incluso desde 1998", reveló.

Por ejemplo, en cuanto a las cifras de crecimiento. En 2021 el FMI informó que Venezuela había registrado una contracción económica de -1,5%, ahora ha dicho que ese año la economía creció 0,5%. En 2022 el FMI tenía 1,5% de expansión económica para Venezuela, pero ahora en abril corrigió y dijo que en 2022 la economía del país creció 7,5%. Para el año 2023 el crecimiento que proyectaba era de 1,5%, ahora lo ubicó en 5%.

En cuanto al PIB total en dólares, en 2021 el FMI decía que el tamaño de la economía que tenía Venezuela era de $46.501.000.000, ahora fue modificada esa cifra a $57.000.000.000. En 2022 este cambio ha sido todavía más brutal, porque pasa de $49.000.000.000 a 93.000.000.000 de dólares, una modificación de 90%. En 2023 la estimación del PIB total en dólares fue de $49.823.000.000, pero ahora en abril es de $96.628.000.000, una modificación del 94%. Y en 2024, colocan al PIB por encima de los 100 mil millones de dólares.

"Hay dos explicaciones para esta modificación: la primera es que o el FMI tenía estimaciones económicas muy malas, datos muy viejos, o la segunda opción es que pareciera que sí hay algún intercambio de información con el BCV o con el Gobierno", manifestó.

Igual ha ocurrido con el PIB per cápita, en 2023 el FMI decía que el de Venezuela era de $1.877, ahora pasó a $3.641.

Esperan aumento salarial

El economista, Jesús Casique, precisó que durante el gobierno de Nicolás Maduro el salario mínimo se ha incrementado en 34 ocasiones vía decreto. La última vez fue en marzo de 2022, cuando el salario mínimo fue llevado a 30 dólares al mes. Hoy con la inflación y la devaluación del bolívar este ingreso representa 5 dólares.

"La expectativa de un aumento del salario sin que necesariamente se reactive la actividad productiva del país es uno de los grandes problemas de Venezuela. Porque la población sabe que el salario es insuficiente, también está consciente que para que el Gobierno pueda subir el salario, para que una empresa pueda subir el salario, bueno se tiene que generar más ingresos y no necesariamente se están generando más ingresos por la vía de las exportaciones tradicionales y no tradicionales. Sí se ha generado más ingresos por los impuestos, tasas de contribuciones al 31 de marzo, pero esos aumentos se vienen dando realmente es por la creación de dinero inorgánico", manifestó el economista, Aarón Olmos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias