Protestan y exigen justicia para las víctimas del incendio en centro migratorio en México

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Cientos de migrantes se manifestaron y exigieron justicia en la noche del martes a las afueras del Instituto Nacional de Migración en Ciudad Juárez, México, donde el lunes por la noche 38 migrantes fallecieron en un incendio en un centro de detención.

Los extranjeros protestaron de manera pacífica y llevaron a cabo una vigilia de oración por las personas que habían perdido la vida 24 horas antes.

Al acto acudió el sacerdote católico Javier Calvillo, responsable del albergue Casa del Migrante en Ciudad Juárez, quien calificó el fatal incendio como una tragedia.

"Esto es una tragedia. La pérdida de una o 50 vidas es una crisis. Ya veíamos venir esto, vimos todo lo que ha pasado con ellos, los comentarios de servidores públicos como el alcalde, que dijo que estaba perdiendo la paciencia por la presencia de venezolanos", expuso a EFE.

"Es el asesino de migrantes"

Señaló que hace unos años a Ciudad Juárez, como ciudad, le decían que era el asesino de mujeres por la crisis de feminicidios. "Y ahora es el asesino de migrantes y es lamentable que suceda esto y porque por esto nos damos a conocer internacionalmente".

El migrante venezolano Antonio Torres dijo a EFE que el mensaje que se da con estos hechos es que las autoridades migratorias mexicanas maltratan a los extranjeros indocumentados.

"No queremos que sigan pasando estos hechos, los agentes de migración nos maltratan en México, venimos aquí y tampoco nos protegen", acusó.

Agregó que él estuvo hace siete días en el Instituto Nacional de Migración y que hay mucha corrupción. "Nos cobraban 20 dólares si dejan entrar una cajetilla de cigarros u otros artículos. Incluso duran días para poder hablar con sus seres queridos. Somos migrantes, no delincuentes".

Otro de los indocumentados que asistió a la protesta fue el venezolano Marlin Villalobos, quien contó a EFE que los migrantes que fallecieron, como muchos otros, llegaron a México buscando un mejor futuro para su familia y terminaron muertos.

"No nos sentimos protegidos por las autoridades, donde estamos nos corren. Pedimos a las autoridades que se pongan las manos en el corazón, merecemos respeto y dignidad".

Durante la manifestación se encendieron velas y, junto con el sacerdote Calvillo, los migrantes rezaron oraciones por los que perdieron la vida, se puso una ofrenda floral y alrededor había pancartas con mensajes como "no más políticas inhumanas", "el problema es que hay más xenófobos que migrantes" y "no se debe criminalizar a los migrantes".

Fuente: El Nacional.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias