Investigan abuso sexual contra niño que se quitó la vida en Quíbor

logo170

El padrastro del jovencito fue detenido por presuntos maltratos

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- El caso del jovencito, de 12 años, que se quitó la vida en Quíbor, municipio Jiménez, dio un vuelco, luego que la autopsia revelara presunto abuso sexual. El padrastro del joven se encuentra detenido por delitos como maltrato e inducción al suicidio.

Luego de dos días de la muerte del joven y que se practicara los estudios por parte del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), este reveló que el muchacho, presuntamente, sufrió abusos sexuales, aunque LA PRENSA trató de indagar más sobre el caso y saber si las lesiones eran recientes, esta información no pudo ser confirmada.

Los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc realizaron varias entrevistas a las personas que eran parte del entorno del jovencito para poder determinar si se trató de un suicidio. Durante las investigaciones se conoció que el padrastro del menor fue detenido por el presunto delito de maltrato e inducción al suicidio, este último establecido en el artículo 412 del Código Penal Venezolano.

"El que hubiere inducido a algún individuo a que se suicide, o con tal fin lo haya ayudado, será castigado, si el suicidio se consuma, con presidio de siete a diez años", establece el artículo.

Luego del hallazgo del cuerpo del jovencito, en una constructora de la avenida Rotaria de Quíbor, los funcionarios del Cicpc interrogaron a su entorno, madre y padrastro.

Los vecinos de la comunidad están consternados por esta muerte y a través de redes sociales han dado duras críticas en contra de la familia del joven, pues aseguraron que la madre, presuntamente, sabía de los maltratos que sufría el menor.

"Él era maltratado por su padrastro, además debía cargar basura para poder llevar comida a su casa. Queremos que se haga justicia, qué pudo pasar por la mente de ese niño", comentó una habitante de la Rotaria.

El domingo, la familia paterna habló con LA PRENSA y contó que no veían al jovencito desde que tenía seis años luego que la madre se los quitara por decisión de un juez.

"Él niño estuvo bajo los cuidados de su papá biológico junto con su abuela, pero cuando él tenía seis años la mamá se los quitó. La decisión del juez era que el papá lo podía ver, pero ella dio una dirección errada y no supimos nada de él por seis años", comentó un familiar.

Conmoción

"¡Justicia, justicia!", gritaba una multitud de personas que se concentraron este martes al mediodía en Quíbor, donde marchaban hacia el cementerio para darle el último adiós al menor.

Quíbor está conmocionado por la muerte del joven y exigen que los cuerpos de seguridad hagan una investigación exhaustiva para determinar las causas de su muerte, pues los habitantes aseguraron que el caso podría tratarse de un homicidio.

Desde que se conoció la trágica muerte del jovencito, los vecinos de la comunidad se concentraron en la avenida Rotaria para hacer una vigilia y pedir por su eterno descanso.

"Es una muerte que se pudo haber evitado, cómo es posible que esto siga pasando, los niños no se tocan, los niños no se maltratan", comentó otra vecina, quien no quiso identificarse.

El sepelio del jovencito fue la tarde de este martes.

Otras Noticias