Extrabases de Alfonso Saer 22/03/2023 

logo170

LA PRENSA DE LARA.- EL saldo criollo en el CMB 2023 es de frustración y amargura, sin olvidar el desempeño corajudo, sin desmayo. Se jugó con intensidad, se perdió con tristeza. Una gran decepción se apoderó de los corazones venezolanos en la derrota ante Estados Unidos, 9-7. Cierto, se cayó ante un elenco rival blindado, con una ofensiva que hasta ese momento no había engranado totalmente. Pero el juego estuvo a la mano, a seis outs de avanzar nuestra representación a la semifinal ante Cuba, oponente mucho más accesible, como lo demostraron los hechos posteriores. Una de las escuadras nuestras mejor conformadas en cualquier tiempo se quedó en la ruta hacia la final luego de haber quitado del camino antagonistas de gran calibre como República Dominicana y Puerto Rico. Un parque colmado por compatriotas enmudeció en buena parte con el jonrón a casa llena de Trea Turner, un madero que se encendió súbitamente para acabar también con las aspiraciones cubanas al día siguiente mediante par de estacazos de vuelta entera. Dos jonrones del crecido Luis Arráez habían hecho soñar con otro triunfo. Un bateador de poder limitado la sacó bien lejos par de veces, mientras el madero eruptivo de Salvador Pérez se hacía sentir nuevamente y el brazo de Luis García lograba otro relevo de altos quilates. Voltear la pizarra 0-3 y 2-5 ante USA parecía el anuncio de una victoria histórica. Pero llegó ese octavo tramo que luego no dejaría dormir a muchos paisanos.

     COMENTAR sobre hechos concluidos es, a veces, tarea desagradable. Hablar de lo que pudo haber sido y no fue es costumbre entre quienes seguimos este juego con pasión. Pero se nos quedó una pregunta atragantada por una decisión que evidentemente cambió el destino del juego. Mirando la pantalla televisiva pensamos, antes de lo ocurrido en ese octavo nefasto, que el pitcher iba a ser Silvino Bracho --- relevista de gran control --- y no el muchas veces desatinado y temperamental José Quijada. Sus razones tendría el cuerpo técnico para tomar la decisión que cambió el destino del juego. Quijada dejó las bases llenas con boleto, bolazo y sencillo antes de entregarle ese enredo al zuliano, quien en 0-2 sirvió sin querer un cambio en la zona de poder de Turner. Y ya saben lo que pasó. La suerte de los managers muchas veces está sujeta al acertado o errático cambio de los lanzadores. Así ha sido y será. De ese golpe de nocaut era muy difícil levantarse. Se fue del CMB un club de alto nivel, lleno de esperanzas y posibilidades. Una selección rica en bondades beisboleras. Un grupo crecido y bien estructurado. Se perdió ante el campeón reinante, contra una alineación de alta factura. Pero había madera para ser los mejores al cabo del evento. La final se hace resbalosa, juguetona, huidiza. Otros cuatro años de larga espera. Miami nos dejó sensaciones opuestas. Un club de juego alegre y poderoso, pero un resultado que no satisfizo a plenitud las expectativas.

     CUBA estuvo esquivando la eliminación hasta que le tocó jugársela con un gallo de cría. Clasificó por las matemáticas en una zona de fácil acceso y luego le correspondió Australia en suerte. Sea como sea los antillanos llegaron lejos para lavar su prestigio de mucho tiempo anterior. Militar en los grupos asiáticos es una buena ventaja porque la mayoría de los grandes contendores están en esta parte del mundo. Los despidieron con una paliza, 14-2... LA mayoría de los equipos de MLB suspiran de alivio con el cierre del clásico. La sombra terrorífica de las lesiones está presente en cada lance porque el CMB es disputado con entrega y ahínco. Houston no escapó a esa sombra. José Altuve estará fuera de acción por tiempo indefinido --- dos meses se calcula --- en el inicio de la campaña. El pulgar derecho fracturado al recibir un pelotazo lo deja con un saldo negativo. Va a cirugía y el tiempo de reposo es impredecible. Su promedio (.214) y un par de jugadas no afortunadas en el juego final contribuyeron al agrio dividendo. El Astroboy sabe cómo reponerse de esas cosas.

    EL espectacular triunfo de Japón sobre México, imponiendo sus bateadores el mayor respeto en la chiquita, dejó a la América Latina sin finalistas en el CMB. Los aztecas pugnaron con la mayor entrega ante un bando nipón que dos veces surgió de atrás para ganar en el noveno, 6-5. Una caída dolorosa para los de Benji Gil, parecida a la que enconó al combinado nuestro... MISIÓN rescate. El tan pregonado regreso de Buddy Bailey se hace realidad para tratar de quitarles el mote de perdedores recientes a los tigres aragüeños. Su estilo para dirigir y su estrategia, son únicos, atrevidos. Tiene mano severa, disciplina acentuada, no cede en sus consideraciones. Bailey le tomó el pulso a la liga y se anexó seis campeonatos al mando de un equipo que en buena parte formó y enseñó a vencer. Claro, tuvo también una buena gerencia al mando de Rafael Rodríguez Rendón. A ver cómo le va con la gente que ahora comanda la oficina bengalí.

@alfonsosaer 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias

Béisbol

Robert y Albert Suárez se lucen en la MLB

| comentarios