Benigno Alarcón: "Con un candidato único de oposición habrá mayor fuerza para negociar"

logo170

Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA.- "Creo que es perfectamente factible organizar unas primarias sin el apoyo del Consejo Nacional Electoral (CNE), porque al final, si niegan las escuelas para votar, las mesas de votación en el país, se terminará montando en las calles, en las plazas, en las iglesias, en cualquier lugar donde se le permita al país elegir un candidato de oposición". Así lo indicó Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB.

Cataloga de error que el CNE lleve el proceso de elecciones internas de oposición, porque un sector de la población desconfía de este poder público. "Las personas también tienen miedo a que pudiera producirse una especie de lista Tascón, como se produjo entre los años 2003 y 2004, cuando se recabaron firmas para el referéndum revocatorio contra Hugo Chávez", recordó.

Acerca del presidente Nicolás Maduro, como el candidato del PSUV a la reelección para las presidenciales 2024, considera que actualmente "es mucho más dependiente del aparato represivo, de la lealtad de las Fuerzas Armadas, que de la vía electoral para mantener el poder en Venezuela", exclamó.

¿Qué evaluación hace del proceso de primarias de la oposición?

Según nuestro último estudio la disposición a votar en una primaria es muy elevada. Normalmente ninguna elección tiene niveles tan altos, ni siquiera la elección presidencial, cuando apenas se está iniciando. Cuando se mide al total de la población, esos niveles de disposición de votar en primarias están por encima del 50%. Cuando lo ves a nivel de los que no están con nadie, ni con el gobierno ni con la oposición, los niveles de disposición a votar superan el 60%. Y cuando te vas a los que se autodefinen así mismos como opositores, la disposición a votar daba alrededor del 90%.

¿Por qué es tan susceptible el tema de que pidan apoyo al CNE, si igual las presidenciales serán con ese poder?

No hay que confundir lo que es una primaria con la elección presidencial, yo creo que son dos elecciones completamente distintas. ¿Por qué se da esa susceptibilidad?, porque la gente no confía en el CNE, eso es así desde hace mucho tiempo y más con lo que pasó en Barinas en 2021, la gente dice que el CNE no es imparcial. Segundo, la gente le tiene miedo a que pudiera producirse una especie de lista Tascón, como se produjo hace algunos años. Y hay que recordar que en 2012, la doctora Teresa Albanés, quien presidía las primarias en aquel año, tuvo que destruir los cuadernos de votación porque resulta que el CNE le exigía la entrega de los cuadernos y ella se negó y los destruyó. Eso está en la memoria de la gente y la gente sabe que el Gobierno va a tratar de echarle mano a la lista de las personas que voten.

El 22 de octubre son las primarias, un proceso que podrá organizarse en 8 meses. ¿Qué pasa si el gobierno juega posición adelantada y coloca las presidenciales antes de esa fecha?

Ese es un evento que es posible pero yo lo veo no con muy alta probabilidad de hacerlo. ¿Y por qué?, porque el Gobierno lo que necesita en esta elección presidencial es tratar de lavarse la cara en relación con lo que fue el proceso electoral en 2018. Si ellos quieren ser reconocidos por la comunidad internacional, no pueden adelantar las elecciones.

¿Podrían acorralar a la oposición a elegir el candidato presidencial por consenso?

Eso sería un grave error. El problema no es si la oposición se pone de acuerdo, el problema es si la gente lo acepta. Y yo tengo la impresión que el nivel de legitimidad, de aceptación de un candidato escogido por consenso va a ser mínimo. Eso puede generar una abstención muy alta y una enorme fragmentación del voto, porque aquellos que no fueron escogidos pues van a permanecer en la carrera electoral y el voto va a terminar fragmentado.

¿Qué opina de que los candidatos inhabilitados políticamente puedan participar en las primarias?

Yo creo que es una decisión acertada, porque el estar habilitado hoy, no te garantiza que no vas a ser inhabilitado después de ganar la primaria. Hay que recordar lo que pasó por ejemplo con Freddy Superlano en Barinas, estaba supuestamente habilitado, y resulta que nos encontramos que después de culminar la elección, salieron con el cuento de que estaba todavía inhabilitado, de que esa inhabilitación no había sido levantada, cuando en realidad Maduro había levantado esa inhabilitación por un decreto presidencial. Yo creo que a partir del momento en que hay un candidato único en la oposición, la oposición estaría en una posición de mucha mayor fuerza para negociar. Lo que no es garantía de que las cosas van a salir bien pero hay mayor fuerza para negociar.

En las últimas semanas María Corina Machado que la identifican como una candidata radical y Benjamin Rausseo, que lo llaman el outsider, lideran los sondeos de opinión. ¿Por qué dos personas fuera de los partidos tradicionales al parecer son los que tienen mejor aceptación?

Porque la gente desde hace mucho tiempo está buscando una cara nueva. Ahora yo creo que es una etapa muy temprana para poder decir quiénes tienen las mejores oportunidades en esta primaria. Ciertamente hoy en día hay unos cinco nombres que encabezan las encuestas, pero son los nombres que todos conocemos, no hay mayores sorpresas. A Benjamín Rausseo, lo he visto en una sola encuesta, en More Consulting, para ser franco. A él no lo hemos medido en el Centro de Estudios Políticos. Pero la realidad es que de aquí a Octubre, cuando empiece a calentarse un poco la campaña los números pueden cambiar.

¿Podría el chavismo crear un candidato que participe en esas primarias?

La verdad es que sí es posible. Pero mí impresión es que el chavismo no está interesado en fortalecer la primaria, sino todo lo contrario, es hacerla fracasar y debilitarla. Meter un candidato adicional allí, patrocinado por el chavismo, meter recursos, etc, lo que haría es elevar el nivel de votación y al Gobierno lo que le interesa es que en las primarias participe el menor número de personas. Por eso es que yo creo que está muy interesado por ejemplo en que el CNE esté presente en esa primaria, porque sabe que eso de alguna manera reduce el caudal de votantes.

¿Qué evaluación hace del Gobierno de cara a unas presidenciales? ¿Maduro no tiene ninguna competencia dentro del PSUV?.

Estoy seguro que Maduro tiene competencia en el PSUV. Yo no tengo ninguna duda de eso. Yo creo que hay candidatos muchos mejores que Maduro dentro del PSUV, lo que pasa es que en el PSUV manda Maduro. Y mientras él este allí y mientras él tenga el control del partido y del Gobierno, más nadie se va a lanzar aunque tenga mejores números o pueda tener mejores números o posibilidades que Maduro. Ahí por ejemplo hemos visto el fenómeno de Rafael Lacava, un gobernador del chavismo pero bien visto incluso por chavistas y opositores en Carabobo. En algunos momentos hemos visto otros como Diosdado Cabello compitiendo con Maduro. Pero la realidad es que en el PSUV no hay discusión sobre ese tema.

Desde el 2013 a la fecha el Gobierno ha perdido casi el 50% de su capital electoral. ¿Por qué eso pareciera que no le importa a Nicolás Maduro? No está haciendo nada para recuperar a esos chavistas descontentos.

Yo creo que sí le importa, lo que pasa es que aquí hay un tema autocrático, un tema personalista, un tema de control del poder por alguien. Es lo mismo que sucede con Vladimir Putin en Rusia, con Daniel ortega en Nicaragua, es lo mismo que sucedía en Venezuela mientras Chávez estuvo vivo. Maduro se siente como el líder único que puede hacer las cosas, como el que fue ungido por Chávez dentro de su muerte, y al final del día no está dispuesto a soltar esas ventajas.

¿Son los radicales los que están al frente del Gobierno?

Sí, es una autocracia que se ha vuelto personalista, al principio fue personalista con Chávez, pero todavía no estábamos ante un régimen autocrático propiamente. Estábamos ante un autoritarismo sí, pero ante un autoritarismo competitivo, y competitivo porque sabía que podía ganar elecciones y por lo tanto prefería utilizar la elección a su favor. Y ahora estamos ante un gobierno con un corte distinto, que es autoritario pero hegemónico, porque al final sabe que la elección no es suficiente para controlar el poder. Hoy en día Maduro es mucho más dependiente del aparato represivo, es mucho más dependiente de la lealtad de las Fuerzas Armadas, por eso es que tenemos un Gabinete lleno de militares, para permanecer en el poder.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias