La Fiscalía se apoya en el ADN para pedir que Alves siga en prisión

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- La Fiscalía pidió a la Audiencia de Barcelona que mantenga en prisión al exjugador del Barça Dani Alves esgrimiendo los múltiples indicios que en su opinión le incriminan, entre ellos las pruebas de ADN. La defensa del futbolista, mientras tanto, volvió a cuestionar la versión de la víctima.

En la sección tercera de la Audiencia de Barcelona se celebró este jueves la vista por el recurso que la defensa de Alves presentó contra la decisión de la jueza instructora de enviarlo a prisión sin fianza. Se le acusa de violar a una joven la noche del 30 de diciembre pasado en un baño de una discoteca de la capital catalana.

Según explicaron fuentes jurídicas, la defensa de Alves se remitió al recurso que presentó para pedir su excarcelación y, tras insistir en que el futbolista tiene arraigo suficiente en España para garantizar que no huirá, volvió a cuestionar la versión de la denunciante, entre otros aspectos porque no presenta lesiones vaginales.

Los indicios que incriminan a Alves centraron buena parte de la vista: la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la víctima se apoyaron en los resultados de los análisis de ADN. También se apoyaron en las huellas dactilares y otros restos hallados en la escena de los hechos. Insistieron en que son numerosos los elementos que lo inculpan.

Por su parte, la defensa del deportista brasileño, ejercida por el abogado Cristóbal Martell, insistió en que hubo consentimiento en las relaciones sexuales. Así lo demuestra el hecho de que la víctima no presentaba lesiones vaginales. Además, las grabaciones de las cámaras de seguridad la muestran bailando, en actitud distendida, instantes antes de que sucedieran los hechos.

La defensa asumió, de esa forma, que la denunciante fue penetrada vaginalmente por Alves, algo que este negó en su declaración ante la jueza. Sin embargo, eso lo desmintieron las pruebas biológicas, que revelan que la víctima presentaba restos de semen en sus partes íntimas.

Para rebatir la versión del futbolista de que las relaciones fueron consentidas, la acusación particular se remitió también a las grabaciones de las cámaras. La imágenes muestran a Alves saliendo de la discoteca a menos de un centímetro de la víctima. No mostró interés por ella pese a que en ese momento estaba llorando desconsolada.

La acusación cree que Alves podría huir

El debate sobre el riesgo de huida de Alves si queda en libertad es otras de las cuestiones que centraron la vista de la Audiencia. La defensa mostró el certificado de empadronamiento histórico del futbolista. También mostró la vivienda que posee en Esplugues de Llobregat (Barcelona) para tratar de demostrar su arraigo en España.

También alegó que el futbolista administra dos sociedades en España y que la quincena de empresas que tiene en Brasil -en las que la acusación particular se basó para probar que dispone de elevados recursos económicos- tienen un capital mínimo, prácticamente simbólico.

La acusación particular, que ejerce la abogada Ester García, rebatió sus argumentos al recordar que las empresas de Alves en España tienen un capital cercano al millón de euros. Asimismo, comparte la titularidad de su casa de Esplugues con su exmujer, por lo que cree que no garantiza su arraigo.

Para la acusación particular, la elevada capacidad económica del investigado hace incluso imaginable que si queda en libertad trate de huir de España en un avión no comercial. Este razonamiento ya se esgrimió en la vista del 20 de enero pasado tras la que la jueza lo envió a prisión.

En los próximos días, la Audiencia de Barcelona debe decidir si estima el recurso de Alves y lo deja en libertad provisional. También decidirá si le fija las medidas cautelares que propone su defensa. Entre ellas, pulsera telemática, retirada de pasaporte, la fianza que sea necesaria y comparecencias incluso diarias ante el juzgado.

Fuente Informativa: EFE.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias