Vecinos de La Pastora reclaman mejoras en los servicios

Crédito: Artemio Sequera

Vecinos de La Pastora reclaman mejoras en los servicios 

Luis F. Colmenárez | LA PRENSA DE LARA.- "Estamos olvidados y nadie hace nada". Con esa frase, Oleida Marchán describe como un calvario la vida de quienes hacen vida en el sector La Pastora, en Carorita Abajo, al norte de Barquisimeto. Pese a tener más de un siglo de fundado, con alrededor de 200 familias no disfrutan de ningún tipo de progreso.

La pobreza y la precariedad consumen al máximo sus condiciones de vida, todo esto bajo la mirada indolente de autoridades gubernamentales que no se abocan a responder las diversas necesidades que reclaman.

Los pobladores coinciden en que su mayor dilema es la falta de agua. Tildan de inaceptable tener que vivir como camellos y pidiendo al cielo que envíe unas cuantas gotas de lluvia que les permita ahorrarse los 7 dólares que necesitan a la semana para poder llenar los tanques que les permitirán abastecerse.

Como medida desesperada, para ahorrar gastos, algunos de los hogares se valieron de tomas clandestinas y desde la calle principal y con la ayuda de bombas halan el vital líquido que lleva el agua hasta Brisas de Carorita.

Tener que vivir con recursos limitados los ha orillado a tener que hacer de tripas corazón para cubrir cada una de sus necesidades. Tal es el caso del señor William Apóstol, quien a sus 44 años y con la mitad de su cuerpo paralizado, sale cada día a recolectar leña y cocuizas para ponerlas en venta y recoger algo de dinero que le permita comer junto a sus tres hijos y nietos.

La falta de aseo urbano es otro de los problemas. Para poder deshacerse de la basura deben caminar hacia un terreno cercano para verterla y así librarse de la contaminación y el mal olor que emana. En esa misma zona recogen leña para cocinar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias