Sector universitario en Lara cierra el año 2022 con mejorías

logo170

María B. Jordán | LA PRENSA DE LARA.- Este año 2022, el sector universitario del estado Lara respiró aires de levantamiento, según lo aseguran autoridades docentes y estudiantes tanto de la UCLA, UPEL, como de la Unexpo. Argumentan que a pesar de las dificultades retornaron a la presencialidad y que con la autogestión pudieron adecuar espacios para mantener sus salones de clases activos.

Con tan sólo pasar por algunos decanatos de la UCLA y de la Unexpo, se puede observar que sus sedes tienen otra cara, aunque todavía falta rehabilitar algunas áreas. Pero gracias a alianzas con el sector privado pudieron realizar mantenimiento y adecuar algunas aulas y espacios comunes.

"Todavía falta, hubo un leve levantamiento", dijo Amael Castellanos, vicerrector regional de la Unexpo, quien destacó que este año pudieron retornar a la presencialidad, aunque ya lo habían hecho, pero de manera parcial y eso fue positivo porque los estudiantes regresaron. Aunque no abandonan la educación a distancia. Destacó que pasaron de una matrícula de unos 1.000 estudiantes antes de la pandemia a tener casi que el doble al cierre de año.

En la Unexpo también hubo mayor acercamiento con el sector productivo, creando alianzas para mejorar áreas, reparar baños, colocar iluminación e incluso asfaltar parte de la entrada principal, mientras que desde la universidad retribuyeron a las empresas y organizaciones que colaboraron con actividades de formación e investigación, pues también hubo dotación de insumos importantes para las prácticas de laboratorio.

Cuando se habla de la UCLA, José Monasterios, presidente del Centro de Estudiantes del Decanato de Ciencias Económicas y Empresariales (DCEE), dijo que el año 2022 fue positivo en comparación con el anterior "porque hubo apoyo, pero también constancia". Agregó que no sólo se trató de mejorar la parte interna y externa de la universidad con el apoyo de estudiantes, profesores y hasta egresados, sino que eso también va entrelazado con la parte académica porque retornaron a sus actividades cotidianas. En cuanto a la matrícula, dijo que tuvieron 400 nuevos ingresos y al menos 1.900 regulares, siendo una cantidad significativa e importante para el DCEE.

Blanca Terán, presienta de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel), dijo que en el caso de ellos el año cierra con otro punto de vista, "porque nos hemos mantenido funcionando de manera semipresencial, aunque todavía falta mucho, se sienten nuevos aires".

Fátima Do Santos, presidenta del Sindicato de Empleados de la Unexpo, dijo que el saldo negativo es la parte laboral y de beneficios sociales, "en especial los salarios que se han ido devaluando", dijo que la inflación se comió sus quincenas y los bonos fueron entregados de manera fraccionada.

Otras Noticias

Locales

| comentarios