Padre Badoglio pide a la feligresía larense confiar en Dios

logo170

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- La cuarta vela de la Corona de Adviento se encendió para marcar la última semana de oración y penitencia mientras se espera la llegada del hijo de Dios al mundo. Es la vela final, la "vela del ángel" que simboliza la paz. La mañana de este domingo, en la Catedral de Barquisimeto hubo un parrandón y una eucaristía.

El padre Badoglio Durán fue el encargado de oficiar la misa y pidió a los feligreses confiar en Dios, además de pedir por la familia y por todos los que sufren.

"Dios se queda con nosotros para siempre. Hasta entonces se había dicho, Dios está por encima de nosotros, Dios frente a nosotros, pero hoy es el "Emanuel", que quiere decir Dios con nosotros", comentó el padre.

Los feligreses disfrutaron de los cánticos navideños al ritmo del furruco y los tambores. La cuarta semana en Adviento es el domingo previo a la Navidad.

"Es un momento de paz estar aquí. Vengo a pedir por la salud y bienestar para mi familia, tanto los que están aquí como los que se fueron del país", sostuvo Carmen Terán, devota.

En el momento de abrazarse y dar la paz a cada uno de los presentes, los niños corrieron hasta donde estaba el padre para recibir su bendición. Al finalizar la eucaristía, el padre Badoglio presentó ante Dios a una recién nacida.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Otras Noticias