Ambulatorio de Cabudare: refugio de animales e indigentes

Osman Rojas D.- LA PRENSA de Lara - El monte abraza cada rincón del ambulatorio. "Parece un basurero", dicen las personas cuando ven las condiciones en las que se encuentra el principal centro asistencial de Cabudare en Palavecino. Basura, agua piche, escombros, enjambres de zancudos y hasta culebras muestran la desidia del lugar.

"Esto es un bosque. Da la sensación que en cualquier momento sale un animal de ese monte", decían los médicos que ayer se encontraban caminando por las inmediaciones del centro médico. "Nadie se acuerda del ambulatorio de Cabudare", era otro de los lamentos que se escuchaban.

La tristeza con la que el personal médico hablaba del ambulatorio de Cabudare es un sentimiento generalizado, pues desde hace años el centro asistencial debe lidiar con la desidia. Espacios que no son limpiados, servicios que no son dotados de forma regular y unas instalaciones que deprimen mucho más al paciente es el desolador panorama que rodea a una de las instituciones de salud más importante en el estado.

"No podemos hacerle mantenimiento a las instalaciones sólo por temporada. Detrás del ambulatorio hay un bosque que representa un grave peligro para las personas. Es importante que estas cosas mejoren y por eso es que estamos pidiendo a las autoridades que se aboquen a resolver un problema que es de salud pública", decía Marisol Balabú, médico del ambulatorio.