Nuevas llamadas a protestar en Irán tras la ejecución de un manifestante

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Activistas iraníes llamaron a protestar en las calles de Irán tras la primera ejecución de un condenado por participar en las movilizaciones que sacuden al país desde mediados de septiembre.

"Llamamos por la muerte de Mohsen Shekari, mártir por la libertad de nuestro país, y en contra de la ejecución de los compañeros encarcelados", afirmó el colectivo Jóvenes de los barrios de Teherán en redes sociales.

"No pararemos hasta el derrocamiento del sistema que mata niños", añadieron los activistas.

Las autoridades iraníes ejecutaron a Shekari, en el primer ahorcamiento de un manifestante condenado a muerte por participar en las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini bajo custodia policial.

Shekari, de 23 años, fue condenado a la pena máxima por herir a un basiji -miliciano islámico- con un cuchillo y bloquear una calle en Teherán. Su ejecución ya provocó protestas en la calle donde el joven fue arrestado, según el colectivo de activistas 1500tasvir.

"Se han llevado a nuestro Mohsen y nos han devuelto su cuerpo", gritaban los manifestantes, de acuerdo con un vídeo compartido.

En otras zonas de Teherán se gritaron los ya habituales "muerte al dictador", en referencia a líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y "muerte a la sepah (Guardia Revolucionaria)".

Críticas internacionales 

La ejecución de Shekari ha provocado un aluvión de críticas internaciones. La Unión Europea condenó "en los términos más enérgicos posibles" la ejecución e instó a Teherán a que se abstengan de aplicar la pena capital.

Otros 10 presos han sido condenados a muerte por su participación en las protestas y es posible que sean ejecutados los próximos días.

Ante las críticas internacionales, el Gobierno de Irán calificó como "proporcionada" y "mesurada" su respuesta policial y judicial, y acusó a los países occidentales de hipocresía y de apoyar las protestas.

"Irán ha empleado métodos antidisturbios proporcionados y comunes", indicó en Twitter el Ministerio de Exteriores iraní a última hora de anoche. "Lo mismo es cierto acerca del proceso judicial: mesurado y proporcionado", aseguró la cartera de Exteriores.

Las revueltas comenzaron por la muerte de la joven kurda de 22 años tras ser detenida por la Policía de la moral por no llevar bien colocado el velo, pero han evolucionado y ahora los manifestantes piden el fin de la República Islámica fundada por el ayatolá Ruholá Jomeiní en 1979.

En los casi tres meses de protestas han muerto más de 400 personas y al menos 15.000 han sido detenidos, según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

Las autoridades han anunciado la disolución de la Policía de la moral, en lo que se ha considerado una victoria de los manifestantes, pero la obligatoriedad del velo se mantendrá y solo cambiarán los métodos para imponerlo.

EFE

Otras Noticias