Docentes de Lara están casi en la indigencia

María B. Jordán | LA PRENSA de Lara.- La primera clase del nuevo año escolar 2019-2020 la dieron en la calle. Docentes se declararon en desacato al regreso a las aulas por parte del Gobierno nacional y salieron a pedirle al gobierno un salario digno, pero aclararon que no se trata de un paro.

Los educadores están viviendo su peor momento, hasta el punto que lo que devengan no les alcanza ni siquiera para poder alimentarse y mantener su familia, por lo que califican que los docentes están en indigencia y en extrema pobreza. Así lo aseguró Luis Arroyo, presidente del Colegio de Profesores.

Con pancartas haciendo referencia a la difícil situación que viven los docentes en cuanto a salario, beneficios y alimentación se concentraron en la plaza La Justicia y con su grito "con hambre no hay educación" dejaban ver su molestia. Luego de estar varios minutos allí, marcharon hasta la Gobernación. Frente al despacho de Carmen Meléndez dijeron que ella y la Zona Educativa "son los únicos responsables de brindar beneficios y condiciones para los educadores".

"Los docentes no están incumpliendo, ellos quieren ir a las aulas, pero no pueden", destacando que ayer un 90 % de las instituciones estuvo sin docentes. "Nadie asistió porque los educadores no tienen ni para pagar el pasaje", dijo Arroyo, quien acotó que otro grupo de docentes estaba protestando en la plaza Los Ilustres de la Vargas .