EE.UU. y Gales empataron 1 a 1, en un partido de ida y vuelta en el Mundial Qatar 2022

AFP | LA PRENSA DE LARA.- En el cierre de la jornada del lunes, los 'Yankees' y los 'Dragones' culminaron en una igualdad en el que se perfilaba para ser un partido trascendental para el desarrollo de la zona y la pelea por el segundo puesto. Los norteamericanos se adelantaron con tanto de Timothy Weah, pero el desgaste no les permitió sostener la diferencia favorable y Gareth Bale igualó de penal para los galeses a poco del final.

En el estadio Ahmad bin Ali de Rayán, la talentosa nueva generación de Estados Unidos no pudo resistir la ventaja e igualó con Gales en el estreno mundialista. Los americanos, que contaron con un promedio de edad de solo 24 años, se adelantaron y redondearon un buen nivel, pero Gales –que volvió a una cita mundialista tras 64 años de ausencia- lo empató de penal en un cotejo dinámico. El resultado le cae ideal a Inglaterra.

Durante los primeros 45 minutos, los estadounidenses fueron grandes protagonistas del desarrollo, atropellando a Gales con intensidad, presión y obligándolo a jugar incómodo y en la parte baja de su campo.

En los 25 iniciales, los dirigidos por Gregg Berhalter se impusieron en la mitad de la cancha con un muy buen rendimiento de una de sus 'joyas', Tyler Adams, y tuvieron en su figura, Christian Pulisic, la jerarquía necesaria para lastimar.

Sin embargo, la asfixiante presión cuando los galeses tenían la pelota los hizo incurrir en infracciones, el equipo se cargó de amonestaciones rápido y se desgastó.

Cuando el físico estadounidense menguó, Gales pudo tener un poco la posesión, acumular pases con su doble pivote y subir unos metros, pero sin dañar al rival ni generarle ocasiones a Matt Turner.

El partido era intenso y dinámico, pero sin situaciones de gol hasta el minuto 35, cuando Pulisic comandó un gran contraataque y puso mano a mano a Timothy Weah, quien definió con la cara externa del pie ante la salida de Wayne Hennessey para firmar el 1-0.

En esos minutos finales, Estados Unidos retomó las riendas del desarrollo y se adueñó de la pelota, pero sin provocar mayores emociones.

En el complemento, la mano del técnico de Gales, Rob Page, funcionó para torcer el rumbo del encuentro. El ingreso en el entretiempo de Kieffer Moore le dio frescura en ataque contra un rival que sintió el esfuerzo de la primera mitad.

Más retrasados en su campo y esperando oportunidades para contragolpear, Estados Unidos le otorgó la posesión de la pelota, pero nunca contó con las oportunidades para dañar con claridad.

Sin embargo, pese a tener el balón, los 'Dragones' solamente pudieron centrar al área que no incomodaron a los defensores. Recién a los 63 minutos lograron generar una situación por primera vez en el segundo tiempo.

Uno de los envíos fue conectado de cabeza por Ben Davies y obligó una respuesta muy buena de Turner para evitar el gol y enviar la pelota al córner. En ese tiro de esquina, Moore anticipó en el primer palo y la pelota se fue muy cerca del travesaño.

El empate llegaría a los 81 minutos, luego de que Bale recibiera de espaldas en el área y Walker Zimmermann cometiera la imprudencia de barrer en el piso, cometiéndole falta. El propio Bale estampó el 1-1 con un potente remate inatajable para el arquero.

En los minutos finales no hubo situaciones de gol. Apenas una buena combinación entre Moore y Brennan Johnson que hicieron trabajar a Turner. Los cambios de Page para refrescar el mediocampo le impidieron a Estados Unidos avanzar.

Finalmente fue empate, un resultado que no les termina de servir a ninguno de los dos en la disputa por el segundo lugar del grupo. Con Inglaterra como favorito e Irán como el miembro más accesible, este juego podía darle una ventaja a alguno de los dos. El próximo será el viernes: Gales irá contra los iraníes y Estados Unidos ante los 'Three Lions'.

Fuente: AFP

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias