Pediatras deben estar alertas para diagnósticos oportunos de autismo 

Redacción | LA PRENSA DE LARA.- El autismo es una condición del neurodesarrollo cuyos síntomas y signos están presentes desde etapas muy tempranas de la infancia, es por ello que el pediatra tiene una importante función en la detección precoz y el seguimiento de este niño y sus familias tras el diagnóstico, evaluando los progresos, procurando los cuidados de promoción y prevención de la salud, descartando problemas médicos coexistentes, así como apoyar y dirigir a las familias hacia programas educativos y conductuales lo más precozmente posible. 

La doctora María Laura Braz, miembro de la fundación "Solo Faltas tu", explica que los signos de alarma para detectar autismo pueden estar presentes desde la etapa de lactante, por lo que señala que en toda consulta de control de niños sanos el pediatra debe hacer una pesquisa o búsqueda activa de estos desafíos del neurodesarrollo entre los que destaca: falta de contacto visual, escasas expresiones y gestos, sordera selectiva "Paradójica", ausencia de atención conjunta, postura anticipatoria y sonrisa social. 

"Lo niños pequeños (preescolares) pueden exhibir desafíos más evidentes del neurodesarrollo como falta de interés en ser ayudados, falta de habilidad para iniciar o participar en juegos con otros niños o adultos, preferencias por juegos en solitario, fallas o ausencia de juego simbólico", dice la especialista. 

Braz explica que todo pediatra debe evaluar si el "juego simbólico" (actividad en la cual el niño es capaz de combinar hechos reales e imaginarios, recrear situaciones ficticias como si estuvieran pasando realmente, ellos se convierten en personajes y los objetos cobran vida a su imaginación) está consolidado o presente en cada niño a partir de los 20-24 meses de edad. "Este importante hito del neurodesarrollo debe estar consolidado en la etapa pre operacional del desarrollo psicomotor ( A partir de los 2 años)".

Según la especialista es necesario que el pediatra pregunte siempre al momento de las consultas como usa el niño determinado juguete y si le otorga una función lúdica esperable para su edad. 

"Una de las destrezas que debe tener un pediatra es aprender a escuchar y darle valor a las preocupaciones manifestadas por los padres en relación al desarrollo de sus hijos", dice.

-En relación a la condición del espectro autista los primeros motivos de preocupación son: 

1."No habla". 

2.Dejó de hablar. 

3."A veces parece sordo" No me mira. 

4.Se aísla, juega de manera extraña.

5.Problemas conductuales "Hiperactivo"

6.No duerme bien, es un niño irritable"

¿Por qué se necesita que el pediatra identifique tempranamente un niño con condición del espectro autista (CEA)?

1.Esto permitirá el Inicio de intervención temprana lo cual mejora y cambia pronóstico.

2.Mejora la calidad de vida de un niño con CEA y su FAMILIA

3.Esto representará un adecuado control económico de los costos asociados a las terapias requeridas.  

La Academia Americana de Pediatría (AAP) exhorta a los pediatras a mantener una vigilancia del desarrollo infantil, así como también una pesquisa sistémica de desafíos del desarrollo en controles pediátricos con búsqueda activa de signos de alarma para CEA a los 18 y 24 meses de edad. 

Braz explica que la lista de verificación M-CHAT-R/F es la herramienta más comúnmente utilizada y recomendada por la AAP en los consultorios pediátricos para identificar los niños de riesgo y así poder referirlos de manera oportuna a una evaluación especializada e iniciar el respectivo abordaje multidisciplinario. 

"Hay que aun acortar la brecha entre las primeras preocupaciones de los padres y el diagnóstico ya que se le está cambiando el curso del desarrollo con la intervención temprana. Los pediatras pueden hacer la diferencia en la vida de un niño con autismo".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias