Gabriela Isler espera coronar a una Miss Venezuela "auténtica y confiada"

EFE | LA PRENSA DE LARA.- El popular concurso de belleza Miss Venezuela tiene todo listo para celebrar este miércoles su septuagésima edición, en la que esperan coronar a una nueva reina que sea "auténtica" y "confiada", aseguró este lunes la directora de formación del certamen, Gabriela Isler.

"El mundo de la belleza está en constante exigencia de mujeres con mayor capacidad de impacto, mujeres auténticas, mujeres reales, mujeres que puedan conectar con esa generación que está viéndolas", dijo a periodistas Isler, al término de un ensayo abierto para la prensa.

La muestra solo incluyó dos minutos del espectáculo de apertura del programa televisivo que transmite el certamen, el más visto de Venezuela, que durará cerca de cuatro horas y se celebrará en el mayor aforo techado del país, el Poliedro de Caracas, donde esperan recibir a un público de 7.000 personas.

"Me enorgullece ver que estas candidatas reconocen ese potencial, ese valor, y lo que vamos a esperar son mujeres confiadas que van a disfrutar ese escenario al máximo, en su mejor versión, y, por supuesto, muy conscientes de quiénes son y qué quieren compartir con el mundo", prosiguió la directora.

Isler, además de tener la vista puesta en el concurso del miércoles, mira también de cerca a Miss Universo, con el que ella se alzó en 2013, convirtiéndose así en la séptima y última ganadora venezolana de este certamen, y cuyo testigo espera pasar a la actual reina de la belleza criolla, Amanda Dudamel.

Los productores del espectáculo insistieron en que el regreso del certamen al Poliedro, luego de nueve años celebrándose en un pequeño estudio sin público, es algo que emociona a todos los involucrados en lo que esperan que sea "la noche más linda del año", como reza el himno del concurso.

La recesión económica que sufrió Venezuela entre 2014 y 2021 aminoró la majestuosidad del concurso, que ha roto récords en número de ganadoras de competencias internacionales y es el termómetro social por excelencia de la situación del país.

Ahora, tras un año de recuperación del PIB, el espectáculo tendrá de nuevo su emblemático espacio, para el que las entradas al público costarán entre 50 y 470 dólares, en un país que tiene a la mitad de la población en pobreza extrema, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), estudio de referencia ante la ausencia de datos oficiales.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias