Chavismo y oposición planean reanudar diálogo después de las legislativas en EE.UU.

logo170

LA PRENSA DE LARA | Agencias.- El gobierno de Nicolás Maduro y partidos de la oposición están dispuestos a reanudar las negociaciones políticas después de las elecciones de mitad de período en Estados Unidos el martes. La medida podría llevar a la administración Biden a comenzar a aliviar algunas sanciones a la industria petrolera venezolana, según personas familiarizadas con el proceso.

Las delegaciones del gobierno y de los principales partidos de la oposición se reunirán en Ciudad de México a finales de la semana próxima, de acuerdo con personas con conocimiento directo de las negociaciones. Las amplias conversaciones tendrían como objetivo alcanzar acuerdos sobre las condiciones para las elecciones de 2024 en Venezuela, establecer un programa de ayuda humanitaria y discutir las sanciones de Estados Unidos, reseña BNN Bloomberg.

La reanudación de las negociaciones, que se vinieron abajo hace un año, abre la puerta a que Estados Unidos considere el levantamiento de algunas restricciones al país, la mayoría de las cuales fueron puestas en marcha por la administración Trump. Washington ha colgado la idea del alivio de las sanciones como una forma de atraer a Nicolás Maduro para volver a las conversaciones con los opositores políticos.

Las «midterms»

Hace tiempo que se rumora que las conversaciones se van a reanudar, pero las elecciones de mitad de mandato se consideran clave para que finalmente avancen, pues entablar conversaciones con el gobierno de Maduro antes de las votaciones podría provocar consecuencias políticas.

Es un tema muy sensible entre ciertos segmentos del electorado estadounidense cuando se percibe que el gobierno de Biden está haciendo algo que ayuda a Maduro o, en términos más generales, que está «atendiendo a un régimen autoritario», dijo Risa Grais-Targow, una analista de Eurasia Group que sigue a Venezuela.

En un correo electrónico, un portavoz dijo que el Departamento de Estado norteamericano no es parte de las conversaciones y no tenía nada que informar debido a que la reanudación de las negociaciones no se ha anunciado públicamente.

«Las negociaciones lideradas por Venezuela son el único camino hacia unas elecciones creíbles, libres y justas que reflejen la voluntad del pueblo venezolano en sus esfuerzos por revitalizar la democracia, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos», dijo el portavoz.

Ni el gobierno venezolano ni los portavoces de la oposición respondieron a los mensajes que buscaban comentarios. Noruega moderaría las reuniones, mientras que Rusia y los Países Bajos actuarían como garantes del proceso.

Sanciones petroleras

Es probable que el presidente Joe Biden tenga más flexibilidad en su política exterior tras las elecciones del martes, dijo James Bosworth, fundador de Hxagon, una consultora de riesgo político.

«El resultado puede ser algo contraintuitivo. Los presidentes que se enfrentan a una mayor oposición en el Congreso suelen adoptar medidas más audaces en materia de política exterior», dijo. «Es probable que se levanten algunas sanciones sobre el petróleo en los próximos meses. El levantamiento de las sanciones sobre la deuda es posible si hay un mayor progreso», agregó.

Como primer paso, Estados Unidos está dispuesto a conceder una licencia limitada a Chevron Corp. que flexibilizaría las restricciones financieras y le permitiría recibir pagos por el petróleo que bombea en operaciones conjuntas con Pdvsa, según las fuentes. La empresa californiana se ha visto limitada por las sanciones que le impiden realizar nuevas inversiones en el país.

Chevron

La producción de la empresa en Venezuela se ha reducido a más de la mitad este año, hasta unos 60.000 barriles diarios, según cifras de producción vistas por Bloomberg. Incluso en un escenario en el que Estados Unidos levantara todas las restricciones, Chevron aún necesitaría años para renovar los campos y los equipos.

Un portavoz de la compañía no hizo comentarios inmediatos sobre el impacto de las conversaciones en México.

El levantamiento de las sanciones supondría un alivio para Maduro, cuyo gobierno necesita dinero en efectivo mientras intenta mantener a flote una recuperación económica que ha traído cierta estabilidad tras años de crisis.

Preguntado sobre el camino por seguir en Venezuela en un evento el miércoles por la noche, Juan González, el director sénior del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, dijo que la dirección de Biden es «apoyar un proceso liderado por Venezuela que conduzca a la restauración de elecciones libres y justas».

«¿Vamos a tener una democracia jeffersoniana en Venezuela mañana? No. Pero creo que los pasos en esa dirección son los que llevarán a aliviar la presión de las sanciones», dijo González en la cena anual del Diálogo Interamericano, un centro de estudios con sede en Washington centrado en América Latina y el Caribe.

Fijar una fecha para las elecciones presidenciales

Las conversaciones tendrían como objetivo fijar una fecha para las elecciones presidenciales de 2024 y establecer un fondo que se utilice para fines humanitarios, como la reconstrucción de hospitales y de la red eléctrica, potencialmente con la supervisión de las Naciones Unidas. El plan podría desbloquear hasta 3.000 millones de dólares de fondos congelados en el extranjero, según las personas citadas.

El gobierno se retiró de las negociaciones en octubre de 2021 después de que el aliado de Maduro, el empresario colombiano Alex Saab, fuera extraditado a Estados Unidos desde Cabo Verde para enfrentar cargos de lavado de dinero. A través de sus abogados, Saab ha negado las acusaciones.

Funcionarios estadounidenses viajaron a Caracas en marzo y junio para mantener reuniones con Maduro con el fin de atraerlo de nuevo a las negociaciones. Después de la primera visita, Caracas liberó a dos presos políticos. Semanas después, Washington suavizó algunas sanciones y retiró a un pariente de Maduro, Carlos Malpica Flores, de la lista de personas sancionadas.

Más recientemente, ambos países llevaron a cabo un canje de prisioneros en el que ejecutivos petroleros y un exmarine estadounidense fueron liberados por Venezuela, y dos familiares de Maduro fueron liberados por Estados Unidos.

Fuente informativa: BNN Bloomberg.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

qr-app

Ver más:
Otras Noticias