Un 2022 complicado para el Deportivo Lara 

Víctor A. Rodríguez | LA PRENSA DE LARA.- Dos presidentes, cuatro directores técnicos, deudas a jugadores, personal y empresas externas a la institución, más casi la mitad de los juegos en todo el año terminaron en derrotas y un año sin obtener ningún logro positivo —sólo evitar el descenso de categoría—, es el resumen de 2022 del Deportivo Lara.

Un año que quedará para la historia oscura de la institución rojinegra fue lo que dejó el pitazo final del encuentro del domingo, cuando cayeron derrotados en San Cristóbal ante el Deportivo Táchira, donde también quedaron fuera de clasificar a la Copa Sudamericana que habría servido para "maquillar" la temporada.

Sumando los dos torneos que disputó el equipo, Liga Futve tanto en fase final como la fase regular y la Copa Libertadores por allá en el lejano mes de febrero que fueron los dos primeros encuentros del Lara en 2022, el equipo sumó un total de 17 derrotas en 38 partidos, el resto fueron 12 victorias y 9 empates. Esto arroja que en 44,73 por ciento de los encuentros del Lara en el año terminaron perdidos.

Dos partidos perdidos en fase previa de Libertadores, 12 en fase regular del torneo criollo y otras tres en la fase final fueron la distribución de los resultados adversos del equipo crepuscular.

Al inicio del año la institución contaba con Daniel Villasmil como presidente hasta que llegó Khalil Yusef para sustituirlo, ya que por compromisos personales —según sus mismas palabras— no podía estar con la responsabilidad de llevar las riendas del equipo.

La primera decisión importante de Yusef fue contratar a Eder Mancilla tras la renuncia de Jorge Durán como DT hasta ese entonces, ya los problemas deportivos iniciaban para el equipo en el balompié criollo.

Durán dirigió siete encuentros, los dos de Libertadores y cinco del torneo local, dejó registro de una victoria, dos empates y cuatro reveses. Mancilla no tuvo un panorama distinto y en 15 partidos tuvo más fallos que aciertos, ya que perdió en ocho oportunidades dejando al equipo en el puesto de descenso.

Posteriormente llegaría el "blooper" del año. Llegó Eduardo Saragó que ilusionó a todo un estado al ser el único estratega que ha logrado la estrella con el equipo "rojinegro"; sin embargo, sus condiciones fueron saldar las deudas de 4 meses a los jugadores, de no ser así pondría su cargo a la orden, cosa que duró solamente un encuentro ya que el tema de las deudas eran cada vez más grave.

De allí en adelante, Jesús Ortiz enderezó el rumbo del equipo (9J - 5V - 2E - 2D) y se quedó a las puertas de la Sudamericana. Pero el tema de las deudas siguió siendo el protagonista en el entorno del equipo hasta la fecha.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias