El planeta tierra y la crisis climática en Venezuela

LA PRENSA DE LARA.- El planeta Tierra, nuestra pachamama lugar galáctico donde habitamos, forma parte un maravilloso sistema, siendo el sol el Astro rey, el que nos da energía para que junto a otros elementos puede existir vida de diferentes formas en la tierra y quizás en otros planetas hermanos de este conjunto armónicamente dispuesto, cada uno en sus órbitas, la formación de este maravilloso sistema tiene miles de millones de años, según estudios realizados por expertos en la materia.

En nuestro lugar de origen, las más antiguas evidencia indiscutible de la vida en la tierra interpretada como bacterias fosilizado data de hace 3700 millones de años a 4280 millones de años, una tierra aún muy caliente que emergían vestigios de una incipiente vida orgánica que daría pasó, luego de millones de años a lo que hoy conocemos como seres humanos, estos individuos vivieron en armonía con la naturaleza, luego Aparecen las sociedades, está que vivía en armonía con nuestra tierra, la mal llamada primitiva fue la primogénita luego la sociedad esclavista, la sociedad feudal hasta llegar a la sociedad capitalista esta última apareció hace apenas unos 300 años, su aparición se dinamiza con la máquina de vapor y la utilización de Carbón como energía, estimulando la acumulación de riqueza en esa incipiente economía.

Ya entrando en el siglo 20 de nuestra era, esta sociedad qué se caracteriza por la explotación del hombre, la mujer y los recursos naturales tiene a la humanidad toda al punto de la extinción.

La República bolivariana de Venezuela no escapa de esta amenaza, qué comienza con una crisis climática justamente consecuencia de la intervención antrópica. Según el Doctor Leobardo Acurero experto en el tema, miembro fundador de cineco y miembro del observatorio nacional para el cambio climático. Manifiesto qué la intervención de la corriente submarina del Atlántico incide en la crisis climática del territorio venezolano. Desde hace ya varias décadas los eventos climáticos que han ocurrido en Venezuela, con grandes decesos y cuantiosas pérdidas materiales cómo lo que ocurrió en Vargas en 1999, es considerado como el evento climático con más fallecidos históricamente en América sin ser obra de Huracanes. El nivel de impacto que ha generado el modelo de desarrollo capitalista, anti ecológico, asumido por la mayoría de los 9 países sudamericanos incluyendo Brasil que posee selva tropical húmeda en su territorio, no garantizan su debida protección, por el contrario están destruyendo aceleradamente la selva tropical húmeda amazónica, qué cubre la Cuenca hidrográfica del río Amazonas que impulsa la corriente submarina, este río el más caudaloso del planeta, descarga en su desembocadura al Atlántico un caudal promedio histórico de 200 millones de litros de agua por cada segundo, pero precisamente de forma perpendicular a este lugar de encuentro de agua del Océano Atlántico, es exactamente atravesado por una corriente submarina qué se comporta tal cual como un río de agua para dirigirse rumbo hacia el norte para realizar una trayectoria de desplazamiento por la costa Oriental del Atlántico del subcontinente, aumentando su velocidad 10 veces, actuando como una gigantesca estación de bombeo, está corriente se mueve superficialmente con agua cálida, al desplazarse cerca de la superficie desaloja gigantesca volúmenes de agua caliente del Mar Caribe para que no se estacioné frente a Venezuela llevándolo en su recorrido hacia el norte y el Oeste orientándose rumbo al golfo de México. Cuándo se interviene la selva amazónica, repercute en todo el Continente Americano y el Continente Europeo. Por eso desde acá desde la República Bolivariana de Venezuela le decimos no a la intervención de la Selva Amazónica.

¡No cambiemos el clima! ¡cambiemos el sistema!

Por: Carlos Peña.

*La Prensa de Lara no se hace responsable de las opiniones emitidas en los artículos cuyo contenido es de entera responsabilidad de sus autores*. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Opinion

Temas Parlamentarios: Las manifestaciones

| comentarios

Opinion

¡Muerte lenta...Siempre presente!

| comentarios

Opinion

Política y culturalmente chavistas

| comentarios