Variedad de relleno merma en areperas de Barquisimeto

Luis E. Marchán | LA PRENSA de Lara.- Las arepas rellenas quedan frías cuando los comerciantes de este negocio reportan que desde hace 9 meses sus ventas han bajado hasta un 60%, cuando de lunes a viernes en horas de la mañana recibían entre 25 a 30 clientes aproximadamente y si laboran al mediodía se ubica en un 40%, producto a los precios que deben fijar por los altos costos de los materiales, observando que en ese lapso de tiempo los locales y los kioscos están prácticamente desolados.

En la vía pública de Cabudare y Barquisimeto se observan como 12 vendedores de este rubro. Según Carlos Torres y Juan Sánchez, cuyos puestos funcionan en ambas ciudades, esperan las horas claves para vender a 7 mil bolívares un relleno; dos rellenos 9 mil bolívares y sola 5 mil bolívares.

"La gente prefiere aguantar hambre o comprar un tostón para aliviar el estómago porque no le alcanza el salario", dijo Torres.