Años dorados son marcados por la violencia en el estado Lara

Euseglimar González | LA PRENSA DE LARA.- El hampa no respeta la edad. En Venezuela, los adultos mayores están expuestos a robos, homicidios, secuestros, abusos y otros tipos de violencia que deja en evidencia el deterioro social, y el estado Lara no escapa de ese espiral.

Entre 2017 y 2022 fueron asesinadas alrededor de 50 personas que superaban los 60 años de edad, según los registros que a diario lleva LA PRENSA.

La mayoría de ellos murieron tras ser víctimas de robos, como ocurrió con Braulio Antonio Cordero, de 80 años, que en sus últimos años de vida se dedicó a ser vigilante en un depósito que estaba en construcción, ubicado en la calle 59 entre carreras 15 y 16, al oeste de Barquisimeto.

La mañana del 26 de octubre, como todos los días, los albañiles llegaron al establecimiento y apenas abrieron la puerta se encontraron con la trágica escena, Braulio, el vigilante estaba tirado en el piso y con la ropa ensangrentada, dieron unos pasos más para acercarse y corroboraron lo que temían, estaba muerto.

La víctima fue atacada en horas de la madrugada por un grupo de delincuentes que ingresó al depósito que queda justo al lado de un supermercado, y al percatarse que estaba el vigilante lo golpearon hasta matarlo. El hombre presentó golpes en varias partes de su cuerpo.

Los delincuentes cargaron con una bomba de agua que estaba en el establecimiento y huyeron de la escena.

Los vecinos de la comunidad estaban sorprendidos, pues no podían creer cómo esos delincuentes le quitaron la vida a un anciano.

A sangre fría los delincuentes asesinan a sus víctimas y no sólo lo hacen con disparos, también han matado a los adultos mayores con heridas por arma blanca y con objetos contundentes.

Según la base de datos de LA PRENSA, el año 2017 fue el que más registró homicidios, alrededor de 17 ancianos murieron, mientras que el año siguiente fueron once, en el 2019 hubo una reducción de casos y sólo se perpetraron 5, pero los años 2020 y 2021 igualaron a siete casos.

En lo que va de año 2022, la delincuencia ha asesinado a dos personas que disfrutaban de sus años dorados, a la dama la asesinaron para robarla y al otro por una deuda de $10.

Vejez en riesgo

El año pasado, el director general de la asociación civil Convite, Luis Francisco Cabezas, informó que el número de ancianos asesinados en Venezuela iba en aumento desde hace cinco años. La vejez dejada atrás como consecuencia de la migración, la falta de atención del Estado y la negligencia o impericia figuran entre los detonantes de las muertes violentas.

Según el informe anual de Convite "Vejez en riesgo", destacó que 251 personas mayores murieron durante el 2021 y las causas se debieron a hechos violentos como: asfixia mecánica, armas blancas, armas de fuego y golpes, teniendo como principal móvil el robo.

"Muchas veces los ataques a los ancianos los originan las personas cercanas a su entorno, lo que hace que esto sea aún más macabro, porque son asesinados por personas que los conocen", comentó José Ramón Quero, coordinador de la región centroccidental de Convite.

Explicaron que el 62% de las víctimas tenía entre 60 y 70 años de edad, el móvil en 20% de los homicidios es el robo y al menos 6 de cada 10 asesinatos fueron perpetrados en el segundo semestre del año.

De las 251 personas que murieron en Venezuela, entre el lapso 2016-2021, al menos 50 fueron asesinadas en el estado Lara.

El informe reveló que cinco estados fueron los más violentos, en donde Lara lideró el primer puesto con el 13,4%, seguido de Anzoátegui 11,4%, Táchira 10,1%, Mérida 6,7%, Vargas 4% y Monagas 2%.

"¡Qué maldad!, como les roban la vida a esos seres que se convierten en indefensos, pero son presa fácil para el hampa", dijo Karen Linárez, habitante de La Sucre.

La estranguló

A Mireya Torres (81) la estrangularon y fue hallada muerta dentro del cuarto de su vivienda, ubicada en las residencias Tau.

El hecho ocurrió en abril de 2017, el cuerpo fue hallado en el piso de su habitación en medio de un desorden y en la boca tenía trapos y su rostro golpeado.

Para ese momento, fuentes policiales indicaron que la dama murió estrangulada, además informaron que el asesino usó sus propias manos para acabar con la vida de la octogenaria.

Además, presumieron que los trapos que el delincuente le metió en su boca fue para callarla. Los vecinos de la residencia indicaron que el criminal tuvo "ventaja", pues las paredes del cuarto son gruesas y no se logró escuchar ruido durante el ataque.

A la víctima la mataron para robarla.

Por una deuda

A José Antonio Gómez Amaro, de 63 años, lo asesinaron hace ocho meses tras una riña por una deuda de 10 dólares. La víctima fue estrangulada y tenía un golpe en la cabeza, su cuerpo quedó tendido justo en la entrada de su vivienda, ubicada en la calle 38 entre carreras 25 y 26, el homicida huyó, pero no pudo escapar por mucho tiempo.

Sobre el crimen de José Antonio se supo que ese día faltando pocos minutos para las 6:00 de la mañana, un vecino de la comunidad estaba saliendo de su casa, pues iba a echar gasolina cuando se percató que la puerta de la vivienda del señor estaba abierta y al asomarse observó que sus pies sobresalían entre la puerta de entrada y la acera.

Para ese momento pensó que estaba ebrio, pero decidió acercarse y llamarlo, pero como no respondió se preocupó y decidió dar unos pasos más para poder observar qué pasaba y fue así como vio que tenía el rostro tapado y no respiraba.

Tras siete meses del crimen, el comisario Douglas Rico, director del Cicpc a nivel nacional, informó sobre la detención de Alexis Antonio Méndez Quero, de 42 años de edad, a quien señaló como el presunto autor material e intelectual del crimen ocurrido el 19 de enero en Barquisimeto.

Una fuente policial comentó que las huellas dactilares halladas por los detectives en el sitio del crimen, presuntamente, concordaron con las de Alexis, a quien detuvieron cerca del terminal de pasajeros de Barquisimeto.

Rico detalló que durante las investigaciones los funcionarios del Eje de Homicidios junto con la División de Criminalística Municipal Barquisimeto realizaron análisis telefónicos y experticias documentales en el lugar del hecho y así fue como supieron que la víctima tenía una deuda de 10 dólares con un hombre, a quien lo apodó como el "Malandro".

Al parecer, José Antonio decidió citar a Alexis para explicarle que no tenía el dinero y esto, presuntamente, desató la ira del hombre, quien comenzó a pelear con el sexagenario y lo estranguló. El Cicpc informó que luego de cometer el asesinato, el hombre se apoderó del celular de José y lo vendió en 10 dólares para resarcir la deuda.

Frente a su hijo

Alexis Pineda, de 62 años y mecánico, fue asesinado en octubre de 2021. El hombre recibió un disparo en el rostro en medio de un robo, hecho ocurrido en la avenida Florencio Jiménez con calle 12 de Pueblo Nuevo.

Ese día, Alexis salió de su casa junto a su hijo a bordo de una bicicleta, como lo hacía casi todos los días para acompañarlo hasta la parada. Eran cerca de las 6:20 de la mañana, cuando estaban en la calle 12 con avenida Florencio Jiménez, apenas los rayos del sol comenzaban a salir.

Testigos del hecho comentaron que un hombre llegó hasta donde estaban padre e hijo y les preguntó que dónde quedaba "la panadería del oeste", esto como excusa para acercárseles, pues ellos no habían terminado de hablar cuando el hombre desconocido sacó un arma de fuego para despojarlos de sus pertenencias.

Al parecer, una de las víctimas comenzó a forcejear y en medio de asalto el hampón haló el gatillo y le disparó en el rostro a Alexis. El delincuente salió corriendo de la escena sin llevarse la bicicleta ni otras pertenencias.

Alexis murió segundos después ante la mirada de su hijo.

Los homicidios en contra de las personas de la tercera edad han causado conmoción en el estado Lara y la ciudadanía pidió que ninguno quede impune.

El homicida rondó la casa y la mató

El homicida estuvo rondando la casa, sabía cada movimiento que hacía la señora. A Josefa Coromoto Adames, de 71 años de edad, la asfixiaron mientras robaban en su residencia, ubicada en Santa Isabel, al oeste de Barquisimeto. Han pasado seis meses y aún el responsable sigue en la calle.

El jueves 10 de marzo, la señora Coromoto fue estrangulada con un cable. A la vivienda habían ingresado para robar objetos de valor.

El hijo de la víctima fue el primero en llegar a la vivienda y se fue hasta el cuarto, allí la encontró tirada bocabajo en el piso, había ropa regada, las gavetas estaban abiertas, se acercó a su madre y se percató que estaba muerta.

Continuó revisando la casa y se percató que la ventana de la casa, que da hacia el patio, estaba forzada, tenía un hueco que sólo personas muy delgadas pudieron ingresar por allí.

Aunque el criminal ya fue identificado no ha sido detenido. El crimen conmovió a los vecinos de Santa Isabel.

Matan a una mujer para robarla

Aura Peña, de 64 años, la mataron de un golpe en la cabeza con un objeto contundente dentro de su casa, ubicada en la urbanización Araguaney de El Junquito, el hecho ocurrió el 27 de julio.

Familiares de la sexagenaria contaron que a ella le propinaron un golpe en la cabeza con un objeto contundente. Presuntamente, los criminales entraron a la vivienda para robarla.

Para ese momento, las investigaciones por parte del Cicpc indicaron que los hampones cargaron con algunos artefactos eléctricos y celulares.

Peña dejó a tres hijas mayores de edad y cinco nietos. Al momento del crimen estaba sola en su casa.

La víctima se dedicaba a vender repuestos de vehículos en El Junquito.

Se supo que, aparentemente, los criminales que la asesinaron pertenecen a una banda delictiva que está operando por la zona y que los cuerpos de seguridad se encuentran realizando las investigaciones para darle captura.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias