De muerte costos de servicios funerarios en Lara

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara.- La tristeza de la partida de un ser querido, se puede unir con la depresión de no tener el dinero suficiente para darle cristiana sepultura. Un servicio funerario completo puede costar hasta 3 millones de bolívares, cantidad impagable para quienes ganan sueldo mínimo y no pudieron seguir ni siquiera pagando sus seguros funerarios..

Marlin Caballero y su esposo Franklin Gutiérrez sufrieron una terrible perdida. Su bebe, de tan solo un mes de nacida, falleció de una enfermedad congénita. Marlin es contadora y Franklin comerciante, entre ambos, después de haber gastado todo su dinero en el tratamiento de la niña, no tenían ni siquiera para comprar una urna decente que les costaba 450 mil bolívares.

"Entre la familia se hizo la vaca para la urna, para podernos llevar el cuerpecito, pero la vamos a velar rapidito en la casa y en la tarde a enterrarla", dijo Marlin, mientras las lagrimas hacían surcos en sus mejillas.

Al sacar el cuerpecito en la urna, Franklin buscó su carro, un Fiat Uno rojo del año 91 y abrió la maletera. Al afligido padre no le quedó de otra que hacer el mismo el traslado y ahorrarse unos 400 mil más que podía costarle el coche fúnebre para trasladar el cuerpo a la casa y luego al cementerio.

Pero esta pareja no fue la única ese día en pasarla mal. Juan Delgado perdió a su mamá de un infarto, algo tan repentino que se le olvidó que la "vieja" de 67 años, quien era jubilada del Ministerio de Educación, había dejado de pagar el seguro funerario, pues ni la pensión, ni el sueldo le alcanzaban. Para reclamar el seguro del Ministerio le pedían hasta el ultimo baucher del sueldo, algo que Juan no tenía.

"Pensé que el seguro funerario seria más fácil, pero no, me han pedido una serie de documentos que no tengo y no se donde los dejó mi mama. Mis hermanos y yo, todos profesionales, hemos decidido hacer una vaca para velarla en la casa por lo menos medio día, nos cuesta un millón 800 mil bolívares", explicó Delgado.

Este servicio funerario "básico", que lo ofrecen la mayoría de las funerarias, consiste en: la urna de madera laqueada, pero sencilla, coche fúnebre, sillas y candelabros para llevar a la casa, más la preparación del cuerpo. Si hay cambios, por ejemplo que la urna sea de metal, tipo Catedral que es lujosa, comienza a subir todo el presupuesto. Ya incluyéndole la sala velatoria, una corona y el café para los deudos, alcanza el precio de 3 millones de bolívares.

"Ningún trabajador normal puede pagar un servicio fúnebre completo, es inalcanzable y ahora nos queda es llorar, no solo por la muerte de mi mamá, si no por quedarnos limpios para poder darle la despedida que se merece", dijo Delgado.

La cantidad de 3 millones de bolívares representan 75 sueldos mínimos íntegros, lo que se traduce en que se tendrían que trabajar 75 meses sin gastar el dinero para pagar un servicio funerario para algún familiar, que serian 6 años y medio sin gastar, para reunirlos.

Otros dolientes han optado por pedirle a amigos y familiares con camiones 350 o camionetas para trasladar las urnas, sacar de sus casas maderas y puertas e improvisar las urnas, no velarlos y alquilar urnas para cremarlos en el cementerio Nuevo y algunos les ha tocado abandonar los cuerpos en la morgue, pues les falta hasta el pasaje para ir hasta el Hospital.