Familiares denuncian atropellos en el Hospital Central

Daimar Díaz | LA PRENSA de Lara.- Empujones, gritos, amenazas y mala atención son algunos de los maltratos a los que son sometidos los familiares de los pacientes recluidos en el Hospital Central Antonio María Pineda, quienes por exigir información de sus parientes han sido víctimas de estos abusos por parte de funcionarios policiales, personal médico y administrativo.

Ayer un grupo de parientes elevaron sus quejas sobre todo de Maternidad. De esa área, dijeron que están cansados de atropellos, pues los esposos y familiares dicen que las madres de los infantes que ya han sido dadas de alta, pasan días sin que les entreguen los neonatos.

"No entregan los bebés debido a que el permiso de salida debe ser firmado por un pediatra y como no hay se escudan diciendo que no hay personal, pero dejar que los recién nacidos estén más días acá implica que se enfermen", aseveró José Rodríguez uno de los denunciantes.

Lisandro Peraza también comentó que su bebé ha presentado complicaciones por la falta de buena atención médica. El hombre refiere que hace una semana su infante fue ingresado por problemas con la bilirrubina, pero tiene dias estable y hasta el sol de hoy no es dado de alta.

Cabe recordar que desde hace una semana, la Maternidad del Central se encuentra colapsada de pacientes debido a que otros centros de salud no tienen disponible este servicio.

Aunado a la queja de Peraza y Rodríguez se presentó la de Dorante, quien denuncia que su sobrina menor de edad no tenía capacidad para dar a luz, pero en el hospital fue forzada por una doctora, quien le ocasionó a la joven desprendimiento en el útero y al bebé hematomas en la cabeza. Este caso fue el 25 de agosto y todavía tienen irregularidades con la atención de la joven.

Los familiares de la joven junto con los parientes de las demás parturientas se acercaron hasta la oficina de la máxima autoridad del centro asistencial quien en primera instancia de manera receptiva escuchó las quejas planteadas y manifestó que buscaría una solución, pero al seguir haciendo presión cuerpos de seguridad arremetieron en su contra.

Otras Noticias
Locales

"Somos docentes, no somos delincuentes"

| comentarios