Decretan 10 días de luto en Reino Unido por la muerte de Isabel II

logo170

Agencias | LA PRENSA DE LARA.- Tras la muerte de la reina Isabel II a los 96 años de edad, en el Reino Unido fueron declarados 10 días de luto nacional.

De acuerdo con la medida, el luto también se extiende por el mismo período de tiempo en el resto de países que forman parte de la Mancomunidad de Naciones.

Dentro del tiempo que dure el luto nacional, las banderas deben ondear a media asta, mientras que se prevén actos protocolarios que concluirán con el funeral de Estado en la Abadía de Westminster el día 10.

Entre tanto, la página web del palacio de Buckingham quedó parcialmente inhabilitada tras el fallecimiento de la monarca, de tal forma que se limita a mostrar el breve comunicado que confirma la muerte de la monarca a la espera de "cambios apropiados".

El portal exhibe un retrato de la difunta reina sobre fondo negro e, inmediatamente debajo, la nota con la que el palacio confirmó este jueves 8 de septiembre que "la reina ha muerto en paz en Balmoral", su residencia en Escocia.

El fallecimiento de Isabel II ha supuesto el automático ascenso al trono de su primogénito, Carlos, que pasará la noche en Balmoral antes de volver el viernes a Londres.

Se activa protocolo

"El puente de Londres ha caído". Con estas palabras se activó el estricto protocolo fijado por el Gobierno de Reino Unido tras el fallecimiento de la reina, Isabel II. El protocolo Puente de Londres arrancó en el mismo instante del fallecimiento y concluye diez días después con el funeral de Estado.

El fallecimiento de la reina convirtió automáticamente a su primogénito y heredero, el príncipe Carlos, en rey y asumirá el trono como Carlos III. Previo a la confirmación de la muerte de Isabel II se produjo una cascada de llamadas de obligada discreción.

El secretario privado de la reina informó en primer lugar a la primera ministra, Liz Truss, así como a otras altas autoridades. A continuación, de acuerdo con el protocolo, se notificó oficialmente por parte de la Casa Real al conjunto de la población.

La noticia se distribuyó entre las distintas instituciones y el Gobierno y, como estaba previsto, las banderas ondearon a media asta durante unos diez minutos.

El protocolo también se cumplió y la página web de la Casa Real se teñirá de luto, así como las redes sociales.

La primera ministra será la primera del Gobierno en hablar y en cuestión de horas se reuniría con el nuevo monarca, que se dirigirá a la nación ya como rey de pleno derecho, aunque no se haya producido la entronización formal.

El funeral de Estado no se prevé hasta el décimo día tras la muerte, en la abadía de Westminster, y el protocolo establece que el féretro volverá en el día 2 al palacio de Buckingham, símbolo de la monarquía para Reino Unido y toda la Commonwealth.

Igualmente, se activó la Operación Unicornio, debido a que la reina falleció en Balmoral, Escocia, y plantea como medio preferente de transporte para el féretro en tren.

En el quinto día tras la muerte habrá una procesión desde Buckingham hasta Westminster, donde se celebrará a su vez una misa.

Se abrirá durante tres días y de forma prácticamente ininterrumpida ?23 horas al día? una capilla ardiente en el Palacio de Westminster, para lo que los ciudadanos puedan dar su último adiós a Isabel II.

Tras el funeral, el cuerpo será enterrado en una tumba de la cripta real de la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Allí reposan los restos de su difunto marido, el príncipe Felipe, que falleció en abril de 2021.

Los reyes de España envían sus condolencias

Los reyes de España expresaron sus condolencias en un telegrama por la muerte de la reina Isabel II destacando que la monarca fue "un ejemplo para todos nosotros y "su sentido del deber, su compromiso y toda una vida dedicada al servicio del pueblo del Reino Unido e Irlanda del Norte" quedarán "como un sólido y valioso legado para las generaciones futuras".

"Profundamente entristecido por la triste noticia del fallecimiento de su majestad la reina Isabel II, vuestra amada madre, quiero transmitir a Vuestra Majestad y al pueblo británico, en mi nombre y en el del Gobierno y pueblo españoles, nuestro más sentido pésame", comunicó la Casa Real.

El rey Felipe VI envió un telegrama al nuevo rey, al que se ha dirigido como "querido Carlos", y le ha expresado su pesar por la "triste noticia" de la muerte de su "amada madre", además de trasladarle tanto su "más sentido pésame" como el del Gobierno y los españoles.

Isabel II "ha sido sin duda testigo, ha escrito y ha moldeado muchos de los capítulos más relevantes en la historia de nuestro mundo en las últimas siete décadas", destacó tras señalar que "su sentido del deber, compromiso y toda una vida dedicada a servir al pueblo de Reino Unido e Irlanda del Norte fueron un ejemplo para todos nosotros y permanecerán como un sólido y valioso legado para generaciones futuras".

"Estáis en nuestros corazones y pensamientos", indicó el rey Felipe, en su nombre y el de la reina Letifica, su telegrama, en el que ha enviado al nuevo rey de Inglaterra y el resto de la familia real británica todo su cariño. "La echaremos mucho de menos", aseguró.

La noticia de la muerte de Isabel II sorprendió a Felipe VI en Sevilla, donde va a presidir el acto institucional del V Centenario de la llegada a Sevilla de la expedición de la primera vuelta al mundo. En estos momentos, el guion del rey ya ondea a media asta en el Real Alcázar, donde está previsto el acto.

Fuente: Semana 

Ver más:
Otras Noticias