¿Habrá béisbol profesional este año?

LA PRENSA de Lara.- El periodista Ignacio Serrano escribió para el portal web de El Nacional un amplio análisis sobre los hechos que ponen en peligro la realización de la temporada de béisbol profesional 2019-2020, luego que la MLB desconociera el torneo local. Los hechos se han agudizado tras la renuncia del presidente de la liga Juan José Avila y otros directivos. La incertidumbre es total.

En el artículo el comunicador expone cada uno de los factores que podrían influir en la no realización del campeonato, comenzando por la renuncia de quien fue uno de los rostros más respetados del deporte venezolano desde finales del siglo pasado.

La OFAC, oficina del gobierno estadounidense encargada del control de los activos extranjeros, no se ha pronunciado en contra de la LVBP, aunque la gran carpa ha apelado a ella, para justificar su suspensión. Es una espada de Damocles que puede caer en cualquier momento, porque la liga local ocurre gracias al apoyo de empresas privadas y, cada vez más decisivamente, al patrocinio estatal. La desaparición de marcas que tradicionalmente se involucraron en el béisbol ha hecho que la dependencia con el poder central sea mayor, en un país donde prácticamente todo, desde las cajas CLAP hasta la importación de alimentos o antes el cupo Cadivi, depende del gobierno.

Jugadores, ligamenoristas, coaches y managers que se encuentren atados a compromisos en el país norteamericano se encuentran limitados para sumarse al torneo venidero, y es que aquellos de nacionalidad estadounidense o con residencia en ese país corren el mismo riesgo de caer en la sanción si la OFAC se pronuncia. Lo mismo ocurre con quienes tienen vínculos personales y familiares con Estados Unidos, lo que abarca incluso a directivos de varios clubes, si no todos, incluyendo a los dos elencos que se identifican con la línea oficial.

Los peloteros de la Liga Nacional Bolivariana están disponibles. También los de ligas independientes, los de México y Europa. Aunque no todos.

Expertos consultados consideran que el tradicional campeonato bajo estas circunstancias es básicamente irrealizable pues alegan que en el mejor de los casos existe un 65 por ciento de posibilidades.

La liga a tomado la iniciativa de demostrarle la MLB que es posible realizar la temporada sin contar con el apoyo de empresas gubernamentales, algunas fuentes indican que se requiere cerca de un millón de dólares por club para que sea viable, por tal motivo han comenzado a recabar el patrocinio del sector privado, cosa que también se ve difícil de alcanzar a causa de la crisis económica que golpea al país.

Voceros del PSUV han alertado sobre una alternativa a la posibilidad de tirar la toalla: el ejemplo de Cuba, la nacionalización de la liga antillana en los años 60 y la expropiación de los equipos en Venezuela ahora, una exigencia del sector más radical, que gravita como amenaza desde hace más de una década, aunque el grueso de la fanaticada no tenga noticia de esto.

Una expropiación de los seis elencos de la LVBP no vinculados con el oficialismo dejaría al evento local en la urgencia de contar básicamente con los jugadores de la Liga Nacional Bolivariana, aunque no todos, pues allí acaban de actuar algunos de quienes se rehusaban a jugar la final en enero, alegando circunstancias políticas.

Leer más en: El Emergente.

Otras Noticias
Baseball

LVBP tendrá su inicio el 5 de noviembre

| comentarios

Baseball

Escuela EC9 menor da inicio a copa aniversario

| comentarios