Evacuan pueblos rusos cerca de Ucrania tras incendio

AFP | LA PRENSA DE LARA.- Un incendio en un depósito de municiones cerca del pueblo ruso de Timonovo obligó a la evacuación de dos pueblos de la región rusa de Belgorod, en la frontera con Ucrania, informó el viernes un funcionario. El incendio es el más reciente de una serie de incidentes de destrucción en el territorio ocupado por Rusia en Ucrania o dentro de la propia Rusia.

Unas 1.100 personas residen en los poblados de Timonovo y Soloti, a unos 25 kilómetros (15 millas) de la frontera con Ucrania. No hubo víctimas del incendio del jueves por la noche, informó el viernes el gobernador de la región de Belgorod, Vyacheslav Gladkov.

El incendio se produjo días después de que explotara otro depósito de municiones en la península ucraniana de Crimea, en el Mar Negro, un territorio que las tropas rusas ocuparon y que Moscú se anexionó en 2014.

La semana pasada, se informó que nueve aviones de combate rusos fueron destruidos en una base aérea en Crimea, lo que demuestra tanto la vulnerabilidad de los rusos como la capacidad de los ucranianos para atacar más allá de las líneas enemigas. Las autoridades ucranianas, sin embargo, no han reivindicado públicamente hacer causado los daños.

Sin embargo, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, aludió a los ataques de sus fuerzas detrás de las líneas enemigas después de las explosiones en Crimea, que Rusia atribuyó a actos de "sabotaje".

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo en declaraciones televisadas el viernes que las declaraciones de funcionarios ucranianos sobre el ataque a instalaciones en Crimea marcan "una escalada del conflicto abiertamente alentada por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN".

Ryabkov dijo que los funcionarios rusos habían advertido a Estados Unidos contra tales acciones en llamadas telefónicas con miembros de alto nivel del gobierno del presidente Joe Biden. Agregó que la "participación profunda y abierta de Estados Unidos" en la guerra en Ucrania "pone efectivamente a Estados Unidos al borde de convertirse en parte del conflicto".

"No queremos una escalada", declaró Ryabkov. "Nos gustaría evitar una situación en la que Estados Unidos se convierta en parte del conflicto, pero hasta ahora no hemos visto su disposición a considerar profunda y seriamente esas advertencias".

Mientras tanto, Kiev y Moscú continuaron acusándose mutuamente de cañonear la planta de energía nuclear más grande de Europa, avivando los temores internacionales de una catástrofe en el continente.

El viernes, Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, acusó a Estados Unidos de alentar los ataques ucranianos contra la planta de energía nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania. La instalación ha estado bajo control de las fuerzas rusas desde poco después de que comenzara la invasión el 24 de febrero.

"En caso de un desastre tecnológico, sus consecuencias se sentirán en todos los rincones del mundo", advirtió Patrushev. "Washington, Londres y sus cómplices asumirán toda la responsabilidad por eso", añadió.

Ucrania ha acusado a Rusia de almacenar tropas y armas en la planta de Zaporiyia y de utilizar sus terrenos para lanzar ataques contra el territorio controlado por Ucrania. Funcionarios ucranianos y analistas militares dicen que las fuerzas de Moscú han empleado cínicamente la planta como escudo, sabiendo que los ucranianos dudarían en devolver el fuego.

Rusia ha negado las acusaciones y, a su vez, acusó a las fuerzas ucranianas de bombardear repetidamente la planta.

Fuente: AFP

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Mundo

| comentarios