Terreno de la plaza Macario Yépez reúne la historia de tres batallas

Lorena Rojas | LA PRENSA DE LARA.- Es uno de los sitios más insignes de la ciudad por la gran cantidad de historias que reúne, la plaza Macario Yépez, ubicada al este de Barquisimeto, con 69 años de fundación y siguiendo una arquitectura de corte francés, rinde honor a una autoridad eclesiástica que ayudó con sus estudios al desarrollo de la población. 

Aunque es relativamente "nueva", con el nombre del padre, su terreno tiene una gran connotación histórica dentro de la ciudad, debido a que fue el lugar de tres batallas memorables, las cuales son: la Batalla de Tierritas Blancas, donde actuó el Libertador, Simón Bolívar en noviembre de 1813, la Guerra Federal en 1859 y la última Guerra Civil que fue la Revolución Libertadora en 1903. 

El historiador y cronista larense, Romel Escalona, asegura que esta plaza se creó en 1952 con motivo del cuatricentenario de la fundación jurídica de la ciudad de Barquisimeto, pero antes este lugar era denominado "La Cruz Salvadora". 

"Para aquel momento se construyeron varias obras conmemorativas, como El Obelisco, la escuela de Bellas Artes, plaza Francisco de Miranda, entre otras, pero además este era el sitio de entrada hacia la ciudad desde el este, las personas que venían de Yaritagua o Santa Rosa debían pasar por allí", dice. 

El cronista explica que la cruz, luego de las diferentes batallas fue colocada como un recurso piadoso ante la presencia del cólera para que no llegara a la ciudad; sin embargo, en 1856 esta enfermedad ya había llegado. 

"Otros de los acontecimientos históricos que podemos mencionar es que cerca de este sitio se construyó el Hotel Nueva Segovia en 1852, este después serviría de sede de nuestra Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA)", cuenta. 

Destaca que, además de las tres batallas que ocurrieron en este terreno, también el padre José Macario Yépez inició con la procesión de la Divina Pastora para pedirle como favor que acabara con el cólera, esta comenzó el 14 de enero de 1856.

"El padre contribuyó tanto en la educación porque es el fundador de una de las primeras escuelas públicas y además también está vinculado con la política, porque perteneció al partido Conservador, apoyando siempre a Páez y además se levantó contra el gobierno de José Gregorio Monagas", asegura. 

Por la parte religiosa, impulsó el levantamiento del actual templo de La Inmaculada Concepción, donde fue el párroco por muchos años, asimismo ayudó a traer muchos escritos desde España para reconstruir la historia de Venezuela.

Es por ello que se le rinde honor al padre, pues fue una figura muy notable en la ciudad. 

¿Cómo es la plaza?

El historiador asegura que la plaza tiene unas características muy singulares, debido a que no es cuadricular totalmente, pero tampoco es circular como se ve en algunos casos de la ciudad, en ella aún se conserva a "La Cruz Salvadora" y las alegorías de algunos ángeles.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias