Extrabases de Alfonso Saer 10-08-2022 

LA PRENSA DE LARA.- LOS Mets están de mal genio, intratables, erigidos como favoritos divisionales y candidateados fuertemente para la Serie Mundial. Al ganarle cuatro de cinco el fin de semana a los Bravos --- enemigos principales del grupo --- no hicieron otra cosa que ponerle la firma a los buenos augurios. Comenzaron el lapso actual con siete juegos de holgura delante de Atlanta, luego de una terminante demostración de poderío. Si los rectazos humeantes de Jacob deGrom y Max Scherzer se unen, sin lesiones, al trabajo brillante de Carlos Carrasco, a este equipo habrá que ganárselo disponiendo de todas las armas posibles. Su balance de 32 juegos sobre .500 es obra de una tarea conjunta desde el montículo y el plato. La ERA (3.57) solamente es superada por la de los Dodgers (2.87) en la Liga Nacional, en tanto que sus bombarderos (.259) están únicamente a la zaga de la misma escuadra de Los Ángeles (.260) y Colorado (.262) en el circuito. El artillero de lujo es Pete Alonso, quien con 29 de vuelta entera se asoma al balcón de las 100 empujadas... PERO, aparte de todo, el espectáculo dominical ofrecido por Jacob deGrom es para enmarcarlo en el historial del club, una máquina infalible de tirar strikes durante cinco actos maestros. Un mortal que dispara proyectiles de 102 millas con asiduidad pasmosa, y sliders que frisan las 96. Los aficionados estaban absortos en Citi Field atrapando con sus celulares la raya blanca que dibujaba la bola servida por el derecho de ribetes sensacionales. Dios proteja ese brazo portentoso. Los seguidores de la pelota disfrutamos cada mortero que sale de un brazo mortificante y de especie inédita.

     MIENTRAS los Dodgers --- ocho ganancias en línea --- se aproximan al gallardete del oeste con una luz de 16.0 sobre los estupefactos Padres ---- que invierten plata a granel, pero no pueden con su gran rival occidental --- en el centro se registra una típica atropellada de San Luis, club muy incómodo en cada campaña por su manera característica de jugar a la pelota a la hora de la chiquita. La semana pasada los alados dejaron sin aliento a los Yankees, venciéndolos tres veces. Solo los Cerveceros tienen la posibilidad de incomodar a los pájaros rojos, cada año miembros de los play off casi siempre entrando por la cocina, aunque ahora lucen aspirantes fuertes a ingresar por la puerta principal... LUIS Arráez ligaba para .362 el 13 de junio. Un mes más tarde se sostenía bien arriba con .346. El cinco de agosto decayó notablemente a .322, su guarismo más bajo en mucho trecho, hasta que el fin de semana pudo sacudirse los malos presagios con seis hits en dos partidos. Es que los bateadores de elevados promedios parecen especie en extinción. Ahora mismo en la Americana apenas hay dos sobre .315 y solo diez encima de los trescientos. Su pausa ofensiva, breve a fin de cuentas, coincidió con los 26 viajes al plato sin imparables de Miguel Cabrera, y el bajón de Ronald Acuña, quien en julio sonó para un pálido .219. Los slumps son el misterio no aclarado del béisbol. Se van como llegan, solos. Muchas veces sin la intervención del coach de bateo o alguna otra ayuda técnica... PREOCUPA Acuña por su fragilidad. Es verdad que su juego es intenso, implacable, pero las visitas frecuentes a la lista de lesionados son extrañamente consecutivas, Claro, a nadie se le puede pedir que recorte el juego fuerte, tenaz. Y el de La Sabana va con todo en cada lance, aparte de ser objetivo de guerra de los tiradores.

     CON cinco juegos sobre .500 y a solo uno y medio del wild card, Baltimore --- penúltimo en el grupo --- está muy lejos de tirar la toalla en esa enconada división oriental de la Americana. Uno de los sostenes principales del bando oriol es Anthony Santander, quien va camino de su mejor temporada, ya encima de todas las marcas anteriores. Los veinte jonrones y 59 empujadas del 2019 van a quedar pulverizados con esa eléctrica demostración actual que le compila veinte de vuelta completa y 60 producidas, con proyecciones que arrojan unos probables totales de treinta y dos para los bleachers y 80 enviados al plato. El margariteño va dejando su bajo perfil para erigirse como una de las figuras centrales de nuestra numerosa delegación. Por 3.15 millones de salario, los Orioles no han podido tener una ganga más barata que el paisano, con arbitraje para el 2023, pero seguramente listo para un arreglo con la gerencia en Maryland, cuyo ojo lo detectó en la regla cinco en el 2016... EL Clásico Mundial de Béisbol le hace un robusto favor a la pelota del Caribe. Diariamente en el área hay jugadores de altísimo nivel que anuncian su presencia en los torneos nacionales inminentes por la necesidad de foguearse con vistas al evento pautado para el mes de marzo. Magallanes y Aragua ruegan que la OFAC emita un veredicto favorable para poder disfrutar con piezas de valía en sus rosters... TERMINÓ el domingo la eliminatoria en México. Alberth Martínez (Durango) tuvo un año sonoro con 143 hits y 32 dobletes, líder en ambos departamentos. Además conectó para .416, solo detrás de Henry Urrutia (.420). Yohander Méndez (Monterrey, 7-0) encabezó la efectividad (2.78). Carlos Rivero despachó 23 jonrones (11°). Erick Leal (3.50) y Junior Guerra (3.56) quedaron entre los cuatro mejores en ERA.

@alfonsosaer 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Béisbol

Extrabases de Alfonso Saer 23-09-2022

| comentarios