Crédito: Archivo

Anexo femenino de cárcel Fénix sigue con problemas

Jennifer Orozco | LA PRENSA DE LARA.- La tarde del sábado se conoció por parte de los familiares de las privadas de libertad del Centro Penitenciario Fénix, al norte de Barquisimeto, que hubo una nueva revuelta, pues las reas estaban en contra de un traslado. Los denunciantes aseguran que debido al motín de hace dos semanas en el anexo femenino, la dirección del penal decidió hacer un traslado de algunas de estas privadas al penal de Coro, en el estado Falcón, pero ellas no estaban de acuerdo, pues en su mayoría están de reposo por las heridas.

"Ellas están heridas aún, hay una que tiene un yeso en la pierna, otra tiene las manos suturadas, cómo se las van a llevar así. Ya aquí están aisladas, no las dejan ver, no dejan que sus familiares las visiten. Supuestamente, están castigadas por no tener disciplina, cuando ellas fueron maltratadas por los custodios", dijo la madre de una de las privadas heridas en el motín pasado.

Es por esto que el sábado volvieron a alzarse. Según reportes hospitalarios, hubo una de las privadas que presentó una herida por arma blanca, otra golpes y otra raspones, siendo atendidas por médicos del área de emergencia del Hospital Central.

"El subdirector está preso, pero en su casa, en cambio las privadas que además están heridas están pasando su reposo en la cárcel, sin condiciones de salud y no las dejan ni salir. Si aquí no tienen traslado, imagínese en otro penal, menos", dijo la madre.

Hasta ahora, familiares de las privadas de libertad permanecen a las afueras de la cárcel esperando si se las llevan de traslado y un listado de las trasladadas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias