Extrabases de Alfonso Saer 05-08-2022 

LA PRENSA DE LARA.- ESTE cronista creyó hasta hace poco que Shohei Ohtani era --- como dicen en el hipismo --- una línea nacional para el MVP de la Americana. Empero, los metrallazos supersónicos del gigante Aaron Judge nos han hecho pensar en una posibilidad diferente. Dueño de una campaña fabulosa, el jardinero yanqui excita las tribunas por su despliegue de artillería incesante, con el aditivo de haberse hecho un out más complicado a medida que el torneo se pone más caliente. Al escribir la nota, Judge andaba por 43 de vuelta entera y 93 empujadas, tras hacerse del premio jugador de la semana y, más allá, pelotero del mes de julio con una erupción de trece para los bleachers y 32 fletes en la séptima estación del año, certificando la impresión de que sus motores aún no están a revolución máxima y que los sesenta jonrones no son una utopía... CON solo seis cuadrangulares en abril y apenas uno en sus primeros trece juegos, el Superman neoyorquino no anticipaba un torneo como el que ha venido levantando con una fiereza única. Sus 114 empujadas y 52 jonrones, cifras topes en el 2017, serán probablemente superadas en poco tiempo. Ahora no ve muchos pitcheos por el medio, aumenta su número de boletos y los ponches son menos frecuentes...  OHTANI (9-7, 2.83) puede ganar unos quince juegos y quizás culmine alrededor de 90 empujadas y treinta y cinco jonrones, números ambivalentes que propulsan su candidatura para MVP. Probablemente se lleve el premio, pero Judge seguramente estará arropando unos guarismos que harán sopesar mucho a la prensa especializada. ¿Cuánto vale ahora el fornido outfielder? Cualquier cantidad dice uno.

     VIN Scully fue una eminencia del micrófono. Quienes lo disfrutaron por casi siete décadas desde la caseta de los Dodgers, hablan de ilimitados recursos como voceador emotivo, descriptivo, apasionado. Su muerte aviva la leyenda, hace crecer un nombre icónico. Scully --- huésped de Cooperstown --- erizaba con su verbo y no era simplemente un relator de jugadas. Comunicó momentos estelares del juego de pelota y de otros deportes. Se marchó con su energía a los 94 años, dejando una estela rutilante que será emblema permanente para quienes amamos esta profesión. La lista de narraciones de momentos cruciales y épicos es larga y maravillosa. Las reacciones de todo el mundo beisbolero son una muestra de lo que Scully significó para este deporte... A la gerencia de los Padres podrán acusarla de cualquier cosa, menos de pichirre. Se han llenado de contratos fastuosos y nada más entre Fernando Tatis Jr. (332 millones de dólares), Manny Machado (192) y ahora Juan Soto (unos 450 o más) guardarán en sus oficinas tres convenios que sumarán cerca de mil millones de los verdes, si es que no rebasan la astronómica cantidad. Los tres batearán probablemente uno detrás del otro cuando Tatis se reponga de sus problemas físicos... POR ahora, a 11.5 juegos de los Dodgers, manejan, empatados con los Filis, el segundo wild card de la Nacional, apenas con medio juego encima de San Luis. Cualquier resultado diferente a intervenir en la serie de división, será uno de los fracasos más ruidosos de todos los tiempos. Los llamarían los padres del desastre... LA mala suerte de Jacob deGrom es crónica, repetitiva, angustiante. Cuando el diestro lanza sus rivales no pueden batear, pero su equipo tampoco. Ya es una costumbre arraigada. Reapareció con sus balazos a 102 millas por hora ante los Nacionales y solo le pegaron tres hits para una carrera en cinco entradas. Sus Mets se quedaron en una rayita.

     ROBERT Pérez, ficha con visos de leyenda en la pelota venezolana, jugó con los Marineros en 1998. El hijo del mismo nombre sugiere hoy en día con bate caliente que se produzca su ascenso rápido hacia la cumbre en la misma organización de Seattle. Juega una posición que nunca defendió su padre, la inicial, y quemó, literalmente hablando, la categoría A de los nautas con 87 fletes --- segunda cantidad en todo el circuito de ligas menores --- 20 jonrones y average de .270. Trepó hasta la A+ hace unos días y se estrenó en el Everett con vuelacerca. Está aún lejos de las Mayores, pero nunca se sabe. El muchacho, 22, nativo de Barquisimeto, pide pista en Cardenales... OTRO que habrá que tomar en cuenta en el torneo criollo venidero es Luisángel Acuña, quien puede ser un buen imán de taquilla en estos lares. El chamo, 20, también escaló de clase A+ hasta la doble A de Texas tras disparar para 29 empujadas, .317 y 28 robos. Es shortstop y en Lara hay varios en cola para la posición. Veremos cómo le llega el chance. Él y Pérez son opciones a la vista. ¿Qué tal ver juntos a un hijo de Robert y a un hermano de Ronald? Los alados, por cierto, andan en busca de un cambio que envíe en el paquete a uno de sus infielders estelares... RAFAEL Devers (.322) le respira en la espalda a Luis Arráez (.329), más que todo porque el yaracuyano conecta para .237 en sus recientes quince encuentros... LE sonó la flauta a Ildemaro Vargas. De 4-4 en su estreno con los Nacionales. Buena suerte, el que persevera vence.

@alfonsosaer 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Béisbol

Extrabases de Alfonso Saer 23-09-2022

| comentarios