Joven que raptó al bebé "quería criarlo"

Jennifer Orozco | LA PRENSA de Lara.- Contó dos historias, pero ambas terminaban igual: quería tener a un bebé sin concebirlo. Una adolescente de 16 años resultó detenida al ser descubierta como la que raptó a un bebé de 11 meses en el Terminal de Pasajeros. Esto ocurrió el pasado lunes y 24 horas después, la menor y el niño fueron ubicados por funcionarios de la Policía de Lara en el pueblo de San Miguel, municipio Urdaneta.

Según se conoció, la jovencita aprovechó un descuido de la mamá del bebé para raptar al infante luego de que ambas llegaran al Terminal de Pasajeros provenientes desde San Antonio del Táchira. Al parecer, la progenitora le pidió a la detenida que le cuidara al niño unos minutos, pero esta lo que hizo fue huir con el pequeño en brazos y a los minutos le pidió la cola a un autobusero y desde ese momento desapareció.

La unidad en la que se montó la raptora iba para Siquisique, municipio Urdaneta. La jovencita no le dijo al chofer hasta dónde era el aventón y como el bebé iba llorando mucho, la bajaron en San Miguel. Allí le dijo a una señora que su destino era Coro estado Falcón donde la esperaba su mamá, pero que había sufrido un robo y no tenía dinero.

La señora vio que el bebé estaba inconsolable, así que le dijo que se fuera para su casa para que se bañara y le diera comida al niño. Allí pasó la noche del lunes. Quien atendió a la raptora, con el pasar del tiempo notó que la joven no tenía ropa para el bebé ni le daba pecho.

Al día siguiente, la señora se fue hasta un puesto de la Guardia Nacional cercano y les contó lo sucedido, pero los militares no le prestaron atención. Esta desatención no le restó sospecha a la mujer quien decidió ir hasta la comisaría de Polilara de la zona. Allí, los funcionarios la atendieron y le mostraron una foto del bebé raptado y cuando la mujer confirmó que se trataba de él, fueron hasta su casa y comprobaron que la adolescente de 16 años era la "hippie" que se había llevado al niño en el Terminal.

Cuando fue capturada, la raptora contó primero a los policías que la mamá del bebé se lo había regalado al bajarse del autobús, pero el miércoles en la mañana cuando iba a ser presentada ante Fiscalía y los funcionarios la tenían bajo custodia en la Comandancia General cambió su versión y le explicó a los funcionarios que ella deseaba tener un bebé sin "tener relaciones" con un hombre y que se había encariñado con el niño.

Otras Noticias
Sucesos

Resuelven crimen pasional en Táchira 

| comentarios