Salen a recolectar dinero para costear quimioterapia

Osman Rojas D | LA PRENSA de Lara.- Con una pancarta en mano recorren parte de la avenida Las Industrias. "Paciente con cáncer colabora", es lo que se puede leer en el cartel que recorre los semáforos de la transitada avenida.

"La ayuda es para salvar a la abuela", dice una de las pequeñas que, bajo el inclemente sol, saca un envase plástico para pedir dinero a los choferes. "Tiene cáncer de recto y necesita muchas cosas. Hay medicamentos que le urgen", dice la pequeña que, a pesar de no recordar el nombre de los insumos que necesita su abuela, sabe que la enfermedad es delicada y que necesitan mucho dinero para poder mantener con vida a la señora Ana Soto, una mujer de 64 años, que fue diagnosticada con un tumor en el recto el pasado mes de marzo.

Gabriela Rivero, hija de la señora, comenta que la familia tomó la decisión de salir a la calle a pedir, porque no cuentan con los recursos necesarios para poder pagar el tratamiento de la doña.

Sentarse a esperar que las instituciones públicas (hospitales y ambulatorios) entreguen el material requerido por Soto es entregarla a la muerte, pues saben que en los centros asistenciales lo que menos hay son medicamentos.

"Necesitamos comprar solución fisiológica 0,9 y dextrosa al 5%. El clorotrimeton (antialérgico) es otro de los medicamentos que hace falta y todo eso sale de nuestros bolsillos. Es por eso que salimos a la calle a pedir colaboración porque no podemos retrasar el tratamiento de mi madre", comenta Rivero.

La mujer señala que instituciones como el Seguro Social le han entregado las quimioterapias; sin embargo, lo demás debe ser costeado por los familiares. "Ya pagamos las 28 sesiones de radioterapia que costaron 12 millones de bolívares. Todavía debemos plata de eso y debemos seguir comprando medicamentos", dice la señora.

La mujer comenta que ellos no tienen un presupuesto determinado para saber cuánto es lo que van a gastar en insumos pues, aunque algunas cosas se consiguen en las farmacias, otros medicamentos son comprados en el mercado negro, lo que supone un aumento de precios cada 24 o 48 horas. "Algunas veces tenemos que recurrir a los bachaqueros para comprar los medicamentos. Allí los insumos siempre son más caros", concluyó Rivero.

Otras Noticias
Locales

Escasez de gasolina paraliza a todo el país

| comentarios