Crédito: Alberto Briceño

Un comerciante fue asesinado en la Ruezga Sur

Julián Alvarado | LA PRENSA DE LARA.- Jesús Alfonzo Torrealba, comerciante, de 47 años, fue asesinado a tiros la mañana del pasado viernes en la Ruezga Sur, sector 4, vereda 4, al noreste de Barquisimeto

El suceso ocurrió a las 7:20 de la mañana. Según cuenta uno de sus familiares, la víctima habría salido con su moto a tempranas horas del viernes y luego unos conocidos de Alfonzo les avisaron a sus familiares que lo habían asesinado a unas cuantas calles de su casa. El familiar aseguró que posiblemente se tratase de un intento de robo de la moto y otras pertenencias, pero que no tenía mayores detalles, simplemente le llamaron temprano en la mañana del viernes para informarle sobre el asesinato.

Funcionarios del Cicpc fueron al lugar de los hechos y trasladaron el cuerpo de Alfonzo a la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp). Alfonzo recibió más de 3 disparos en todo su cuerpo. Los detectives no han determinado cuál es el móvil del crimen y aseguran están investigando las causas. Presuntamente, la moto de Alfonzo no apareció en el sitio, por lo que se presume fue robada.

El familiar informó que la víctima se desempeñaba en su diario vivir como comerciante de diferentes tipos de artículos y que antes del suceso y desde hace muchos años se encontraba viviendo solo en una casa ubicada en el mismo sector. Alfonzo era un hombre muy conocido en la zona.

La víctima desde hace muchos años vivía en la Ruezga Sur y, según cuenta su familiar, era padre de dos jóvenes, un muchacho de 24 años de edad que reside actual mente en Barquisimeto y una adolescente de 13 años de edad que se encuentra fuera de las fronteras de Venezuela.

Los familiares aseguraron que Alfonzo era un hombre trabajador y honesto, que no tenía enemigos, tampoco problemas con nadie. Pidieron a los órganos de seguridad que investigaran el hecho y que se hiciera justicia en este caso.

Uno de sus familiares dijo que confían en la justicia de la tierra, pero más confían en la justicia de Dios. "Todo se deja en manos de Dios", concluyó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias